El próximo 1 de julio se cumplen 25 años del fallecimiento de Michael Landon. ¡Cómo pasa el tiempo! Volvemos a homenajearle y recordamos su exitosa trayectoria.

Michael Landon (su nombre real era Eugene Maurice Orowitz) nació el 31 de octubre de 1936 en Nueva York. Aunque en su juventud fue un notable atleta especializado en lanzamiento de jabalina, una lesión le retiró pronto de la práctica deportiva y dio paso a su vida en el ámbito de la interpretación.

Con apenas veinte años comenzó a trabajar en cine y televisión en pequeños papeles. James Cagney o Bárbara Stanwynck fueron algunas de las estrellas con las que se codeó en esos primeros momentos.

En 1959 viene el primero de sus éxitos. Durante catorce temporadas encarna el papel de Joe Cartwright, Little Joe, en la serie Bonanza. Poco a poco Michael Landon fue tomando creciente protagonismo en el proyecto hasta el punto de que escribió y dirigió algunos de los más de 400 capítulos en los que se contaban las vicisitudes de la familia Cartwright, compuesta por un padre viudo por partida doble y sus tres hijos cada uno de ellos nacidos de esas tres diferentes esposas (un tanto bizarra pero así era la cuestión de partida). ¿Quién no recuerda su evocadora sintonía de inicio? La hemos extraído del canal Hough’s Videos Preview Clips en YouTube.

Pero el éxito que lo eleva al olimpo de la televisión se produce en 1974. Casi al unísono de la cancelación de Bonanza Michael Landon se convierte en productor ejecutivo, director, guionista y actor principal de La Casa de la Pradera (en el original Little House on The Prairie). Adentrémonos también en su conocida melodía inicial, obtenida en esta ocasión del canal chillbcn en YouTube.

Durante nueve temporadas las andanzas de la familia Ingalls fueron seguidas por decenas de millones de personas en todo el mundo. Michael Landon reflexionaba sobre aspectos que tenían que ver con los valores familiares o la amistad pero también con el racismo, la religión, los problemas matrimoniales… El personaje Charles Ingalls hacía todo tipo de trabajos de intendencia en el hogar. ¿Qué hubiera sido de este hombre si por aquel entonces hubiera existido Ikea? ¿Habría quedado algún rincón del Oeste de Estados Unidos sin amueblar?

En 1984 Michael Landon emprende el último de sus grandes proyectos televisivos: la serie Autopista hacia el Cielo (en el original Highaway to Heaven), donde encarnaba a Jonathan Smith, un ángel guardián que ayudaba a los demás. De nuevo aunó las funciones de productor ejecutivo, guionista, director y actor protagonista. ¿Recordáis cómo comenzaba la serie? El canal Intros retros en español en YouTube nos sirve de ayuda.

Aunque en un principio la propia cadena donde se emitía, la NBC, dudaba sobre el éxito del proyecto, lo cierto es que el público acogió la serie con indudable entusiasmo. Hasta tal punto que no se sabe muy bien hasta dónde podría haber llegado de no haber sido por el fallecimiento del coprotagonista, Víctor French.

En abril de 1989 Michael Landon anunció que padecía un cáncer muy extendido por todo el cuerpo e inoperable. La conmoción fue enorme porque apenas tenía 54 años. Sólo tres meses después falleció. Su muerte fue, a juicio de algunos analistas, la de la primera gran estrella de la televisión.

25 años después nos queda su recuerdo y tantos buenos ratos que nos hizo pasar a una generación de cincuentópicos. ¡Muchas gracias por todo, Michael Landon!

Cincuentopía

“Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce”.