La serie de entradas que Cincuentopía dedica habitualmente al ballet se centra en esta ocasión en el ballet La Bella Durmiente de Tchaikovsky.

El ballet La Bella Durmiente de Tchaikovsky se estrenó en 1890 en el célebre teatro Mariinski de San Petersburgo. Estructurado en un prólogo y tres actos, la música fue encargada a Piotr Tchaikovsky. El libreto, basado en un cuento de Charles Perrault de finales del siglo XVII, es obra de Ivan Vsevolozhsky y Marius Petipa, quien también se encargó de la coreografía original dejando la escenografía para el primero.

La Bella Durmiente forma parte de las obras de Tchaikovsky (1840-1893), quien había consolidado un estilo compositivo tan singular como arrebatador para una creciente legión de seguidores. La obra muestra las vicisitudes de la princesa Aurora, hija del rey Florestán y la reina, así como de distintos pretendientes, cortesanos, hadas y malvada bruja incluida. También incorpora personajes de otros cuentos de Perrault.

Prácticamente desde su estreno La Bella Durmiente se consagró como uno de los ballets preferidos por el público a escala internacional y, como tal, uno de los más representados en todo el mundo. La obra ha sido ejecutada por algunas de las más destacadas bailarinas de la historia.

Dada su extrema belleza, resulta muy difícil destacar una pieza específica del ballet. No obstante, dedicamos a los seguidores de Cincuentopía este vídeo.

Quienes deseen ver la versión completa de La Bella Durmiente, pueden hacerlo desde este enlace.

Para aquellos particularmente interesados, aquí van otras entradas de Cincuentopía sobre grandes ballets:
Ballet: Coppélia, de Léo Delibes
Ballet: Scheherazade, de Nicolái Rimski-Kórsakov
Ballet: El lago de los cisnes de Piotr Tchaikovsky
Ballet: Romeo y Julieta de Serguèi Prokófiev
Ballet Giselle de Adolphe Adam
Ballet: La bayadère de Ludwig Minkus
Ballet: La creación del mundo de Darius Milhaud
Ballet Joyas de George Balanchine
Ballet Sylvia de Léo Delibes
Ballet La Sílfide de Jean Schneitzhoeffer
Ballet El sueño de una noche de verano de George Balanchine
Ballet Clavigo de Roland Petit
Ballet La Reine Morte de Kader Belarbi
Ballet El Cascanueces de Tchaikovsky
Ballet La Cenicienta de Prokófiev
Ballet El pájaro de fuego de Stravinski

Cincuentopía

“Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce”.