El ballet La consagración de la primavera de Stravinski resulta una obra particularmente controvertida, sobre todo en lo que atañe a su parte instrumental. No obstante, desde Cincuentopía consideramos que se trata de un verdadero hito en cuanto a la historia de la danza se refiere, de ahí el análisis que le dedicamos.

La consagración de la primavera fue creado en 1913 con música de Igor Stravinski, por encargo de la famosa compañía Ballets Rusos de Serguei Diaguilev, con coreografía original de Vaslav Nijinsky y escenografía y vestuario de Nicholas Roerich. Su estreno se produjo en París y, dado el carácter vanguardista de la música y las singularidades de la coreografía, generó reacciones muy encontradas: desde el entusiasmo de unos pocos hasta la abierta indignación de una parte bastante mayoritaria de la audiencia.

Aunque la música ha alcanzado gran reconocimiento como pieza de concierto, nos interesa la faceta de ballet de La consagración de la primavera de Stravinski. De hecho, el compositor ruso apenas tenía experiencia en esta faceta lo que no le impidió crear una obra de notable inspiración.

La consagración de la primavera de Stravinski consta de dos actos, el primero dedicado a la adoración de la tierra y el segundo centrado en el sacrificio. En su argumento se narra la historia, acaecida en la antigua Rusia, del rapto y sacrificio pagano de una doncella al inicio de la primavera que debía bailar hasta su muerte a fin de obtener la benevolencia de los dioses al comienzo de la nueva estación. Para ello, se sirve de imágenes musicales de gran plasticidad, evocando escenas primitivas en cuanto a diversos ámbitos de la vida.

¿Por qué hoy en día La consagración de la primavera de Stravinski se considera un gran ballet? Por sus múltiples innovaciones en facetas como el ritmo, la melodía, la armonía o la orquestación. Según la opinión de algunos expertos acaso se iniciara, en buena medida, el siglo XX en cuanto a música clásica se refiere.

La obra supuso una ruptura con la tradición de los Ballets Rusos. La coreografía inicial de Nijinsky se perdió y sólo en fechas recientes ha podido reconstruirse de manera parcial a partir de sus notas y dibujos. El ballet ha sido coreografiado por buena parte de las grandes personalidades del mundo de la danza.

Compartimos con los seguidores de Cincuentopía este breve fragmento deLa consagración de la primavera de Stravinski con coreografía de Maurice Béjart.

La serie que Cincuentopía dedica a los más famosos ballets de la historia se compone, hasta el momento, de las siguientes obras:

Cincuentopía

«Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce».