Hoy quiero recomendaros una escapada de relax y desconexión total. En Brihuega, en pleno corazón de la Alcarria y a tan sólo una hora en coche desde Madrid, se encuentra el Hotel & Spa Niwa, un encantador y exclusivo establecimiento, diseñado por y para el descanso.

Nada más entrar, se respira la paz, el cariño y experiencia en con que Ana Bedoya, su propietaria y Directora ha creado su local.  Haciendo honor a su nombre, Niwa, que significa jardín en japonés, encontramos sus jardines de piedras blancas y orquídeas, grandes ventanales de cristal, los colores blanco y negro como protagonistas, y una gran chimenea que caldea todo el salón.

Además es un espacio saludable sin contaminantes, bacterias, hongos ni olores gracias a un exclusivo tratamiento de ozono en todo el hotel.

BRIHUEGA, una escapada de turismo y algo más.

BRIHUEGA, una escapada de turismo y algo más.

BRIHUEGA, una escapada de turismo y algo más.

 

Tiene  10 encantadoras habitaciones y Suites perfectamente equipadas, decoradas bajo un estilo minimalista y  muy confortables.
BRIHUEGA, una escapada de turismo y algo más.

Cuenta con una carta  de tratamientos específicos de belleza faciales lifting, anti-aging, hidratación, limpieza. Y corporales con  masajes relajantes, energéticos y sensitivos, el   relaxphone , masaje especial de dedos, manos, antebrazos y cuello para los que viven enganchados al móvil, masaje a cuatro manos, el Shiatsu, combinado Shiatsu-Sueco, o el Hilot  masaje tradicional filipino profundo, de alta intensidad, muy descontracturante y purificador, para el que utilizan hojas de plátano calientes y aceite de coco, el bye bye celulitis y por supuesto el Tratamiento Capricho de Miel de la Alcarria y el  de Pindas  con flores  de la tierra como la lavada y el espliego, y muchos más  para elegir.

BRIHUEGA, una escapada de turismo y algo más.La oferta se completa con la zona de spa, que consta de Piscina Termal a 35º, con chorros jet subacuáticos para relajar y tonificar el cuerpo, banco oxigenante, volcán, puesto integral, cuello de cisne y cervicales; pileta tonificante a 10º ; piscina vitalidad a 28º para activar la circulación y tonificar la musculatura; chorro contracorriente para nadar, ducha escocesa con combinación de agua caliente y fría para tonificar el cuerpo y activar la circulación; sauna finlandesa de calor seco, y área de baño turco.

Si además quieres combinar estos tratamientos con ejercicio Niwa dispone de un completo gimnasio TechnoGym con todo lo necesario para ponerte a punto y  un servicio de Personal Trainer & Nutricionista.

Dejamos las maletas y antes de disfrutar de todo esto daremos un paseo por Brihuega  hay que aprovechar su enclave , en el precioso valle del rio Tajuña con un paisaje espectacular.

Brihuega es un encantador pueblecito amurallado de origen celtibérico que no deja indiferente a nadie. Se presenta como la villa de las tres culturas o la pequeña Toledo. Posee uno de los conjuntos monumentales más importantes de Guadalajara, y fue declarada Conjunto Monumental Histórico-Artístico en 1973 por su precioso Casco Antiguo.

BRIHUEGA, una escapada de turismo y algo más.Brihuega es Villa de flores, de músicos y escritores, de personas y personajes sencillos y amables como el gran escritor y periodista vasco Manu Leguineche, quien, enamorado de este pueblo, escribió y vivió hasta su reciente muerte; Camilo José Cela, quien dejó constancia de su pasión por La Alcarria en su obra maestra Viaje a La Alcarria; o Jesús Villa Rojo, icono actual de la música. Pero también se la conoce como «la Provenza de la Alcarria», con sus espectaculares campos de tonalidades violáceas, moradas, malvas y lilas de las plantaciones de espliego, lavanda y lavandín, de donde se extrae la esencia para firmas cosméticas de reconocimiento internacional. Durante la  visita pudimos  disfrutar de sus Murallas, Arcos y Puertas medievales, las Iglesias románico-góticas de Santa María de la Peña, San Felipe y San Miguel. el Convento de San José , la Real Cárcel de Carlos III (hoy sede de la Oficina de Turismo), el Lavadero Municipal y la Fuente de los Doce Caños, donde  cuenta la leyenda, que  toda la que beba de sus 12 caños encontrará novio, el Parque de María Cristina, el Convento de las Jerónimas, el Torreón de San Felipe, la Plaza de Toros.

BRIHUEGA, una escapada de turismo y algo más.BRIHUEGA, una escapada de turismo y algo más.BRIHUEGA, una escapada de turismo y algo más.

Las Cuevas Árabes, un laberinto de galerías y túneles de unos 8 km, utilizadas en las épocas de asedio como escape al exterior de las murallas, como refugio en la Guerra civil y como almacén de víveres por sus 11º de temperatura constante.

La Real Fábrica de Paños, fundada en 1750 por el rey Fernando VI, construida dentro del recinto amurallado en el lugar que ocupaba la Ermita de Santa Lucía. Tras un esplendor en que llegó a tener 100 telares y varios batanes para el lavado de los paños, fue saqueada en la Guerra de la Independencia, y su edificio usado como cuartel francés. En 1840 pasa a manos privadas siguiendo la fabricación hasta la guerra Civil de 1936.

El Castillo de la Peña Bermeja, fue Alcázar musulmán y residencia de arzobispos. Sus espectaculares muros rodean el interior donde, hace tiempo, estuvieron las dependencias arzobispales, y, con anterioridad, el palacio taifa del rey de Toledo Al-Mamún y su hija, la Princesa Elima. Bajo ellas se hallaban las dependencias militares. El patio de armas mantuvo durante mucho tiempo su condición de jardín de recreo, siendo hoy cementerio.

BRIHUEGA, una escapada de turismo y algo más.BRIHUEGA, una escapada de turismo y algo más.BRIHUEGA, una escapada de turismo y algo más.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
La leyenda cuenta que a la princesa mora Elima se le aparició la Virgen, señalándole el lugar en que hallarían su imagen. Es el lugar en que hoy se erige el Santuario de Virgen de la Peña.

Y el Museo Mundial de Miniaturas del Profesor Max colección de miniaturas escondida en un convento franciscano de principios del s. XVII. Maravillas como la casa de muñecas más pequeña del mundo, curiosas miniaturas  como dos pulgas disecadas vestidas de novios, una reproducción de la Última Cena de Leonardo Da Vinci pintada sobre un grano de arroz, o la siete maravillas pintadas sobre una lenteja,  Regentado con cariño y profesionalidad por el sobrino del Profesor Max, quien quizás te sorprenda con alguna de sus habilidades  mentalistas, toda una experiencia!

Este paseo turístico nos abre el apetito toca disfrutar de la deliciosa gastronomía de la zona en el restaurante  Quiñoneros, recetario tradicional, productos de temporada. Y ahora sí con las piernas cansadas y  saciado el apetito tenemos una tarde para relajarnos y recordar todo las cosas bonitas que hemos visto mientras nos hacemos nuestro tratamientos elegidos en el hotel spa Niwa.

No crees que todo esto merece una visita?

Beatriz Segovia

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad Complutense de Madrid. Cuenta con más de 20 años de experiencia en agencias, medios impresos y social media, ejecutando planes de negociación, marketing y comunicación. Apasionada por el Lifestyle.