En Cincuentopía nos suena la cara de… David Cubedo, una de los presentadores más conocidos en los primeros tiempos de Televisión Española.

David Cubedo (1915-1996) comenzó su actividad profesional en los años treinta, cuando apenas había superado la adolescencia, como locutor en la emisora EAQ Radiodifusión Ibero Americana, que transmitía para América Latina y que está considerada la predecesora de Radio Exterior de España.

En 1940 ingresa en Radio Nacional de España, convirtiéndose en una de las voces más conocidas de la emisora. Compatibiliza dicha actividad con sus locuciones de contenidos en el No-Do, lo que refuerza todavía más el grado de notoriedad de su voz, caracterizada por un poderoso timbre sonoro y una notable perfección formal.

El salto de David Cubedo a Televisión Española se produce a mediados de los cincuenta, coincidiendo con la formación de la corporación. Se convierte, junto a Jesús Álvarez, en el primer presentador del Telediario, además de redactor-jefe de los servicios informativos. En 1963, en la cima de su popularidad, recibe el Premio Antena de Oro.

A lo largo de los siguientes quince años su cara se hizo familiar para los millones de espectadores que veían todo tipo de programas televisivos. A partir de comienzos de los setenta comienza su retirada de la pequeña pantalla aunque permanece en tareas de locución, en calidad de jefe del departamento, hasta inicios de los ochenta, momento en que se jubila.

Por eso, en Cincuentopía nos suena la cara de… David Cubedo.

 

Cincuentopía

“Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce”.