Se celebra un doble aniversario del Canal du Midi

El Canal du Midi tiene un doble motivo de celebración en este año 2016. Se celebran los 350 años del edicto real promulgado por Luis XIV que autorizaba el inicio de las obras de construcción de lo que se denominó en principio el Canal des Deux Meres (porque unía el océano Atlántico y el mar Mediterráneo) y los 20 años de su declaración como Patrimonio Mundial de la Unesco.

Pierre-Paul Riquet fue el impulsor de este proyecto colosal. De hecho, asumió el 20% del presupuesto (el resto fue pagado respectivamente por el Rey en un 40% y la provincia en un 40%) obteniendo así el monopolio de su explotación. Era un proyecto deseado a lo largo de la historia. Nerón, César Augusto, Carlomagno, Francisco I, Carlos IX o Enrique IV, fueron alguno de los gobernantes que deseaban eludir el estrecho de Gibraltar controlado por la Corona de Castilla.

Riquet hizo gala de una tenacidad, llegando incluso a desobedecer las órdenes del gran ministro de Luis XVI Colbert, valedor de su proyecto, como fue en el caso del Tunel de Malpas que se convirtió en el primer tunel de la historia creado para el paso de un canal. Además, no sólo fue pionero en las soluciones de cantería que implementó, sino que los obreros que participaron en la construcción gozaron de condiciones salariales muy superiores a las de la época. Desgraciadamente para él, no pudo ver finalizada su obra. En 1680 falleció en Toulouse, la ciudad donde se puso la primera piedra de esta magna obra. En dicha ciudad se conserva su casa y hay dos estatuas erigidas en su honor.

aniversario del Canal du Midi

¿Por qué se iniciaron las obras en Toulouse? Por su ubicación estratégica, equidistante del Océano Atlántico y del Mar Mediterráneo. El río Garona comunica directamente Toulouse con Burdeos. Sin embargo, para llegar desde Toulouse hasta el Mediterráneo, había que recorrer la llanura de Lauragais. El mayor problema de diseño del canal entre Toulouse y Sète se resolvió realizando un canal de doble pendiente a partir de la línea divisoria de las aguas (el umbral de Naurouze) y la construcción de un gigantesco depósito (la represa de Saint-Ferréol).

Para conectar el canal du Midi y el río Garona, en el siglo XVIII se construyó el canal de Brienne. Se trataba de dar una respuesta a los barcos que debían pasar la calzada de Bazacle. Fue realizado entre 1770 y 1776 por el cardenal Loménie de Brienne. En el puerto de la Desembocadura donde convergen ambos caudales, existe un bajorrelieve de mármol de los Puentes Gemelos (Ponts-Jumeaux) que evoca Toulouse.  Ya en el siglo XIX se construye el canal del Garona con el objeto de salvaguardar el irregular cauce del Garona en su trayecto hacia el Atlántico.

El uso mercante fue muy breve. Con la llegada de nuevas formas de transporte, el uso del canal fue languideciendo y hoy se ha convertido en una ruta turística navegable, completada por las riberas del canal, bordeados de árboles y en algunos tramos, auténticos jardines, que resultan ideales para hacer senderismo y circuitos en bici a través de la vía verde, el camino de tiro y la bici ruta.

Si lo recorremos en barco …

Si eres un adalid del movimiento slow, este es tu viaje pues el recorrido se realiza a un ritmo de 8 kms. por hora. Existe la posibildad de contratar viajes organizados, pero si lo que prefieres es ir a tu aire, no necesitas el título de Patrón de embarcación. La única limitación que tendrás serán las esclusas, que se abren todos los días desde mediados de marzo a principios de noviembre con excepción de las fiestas del 1 de mayo, el 14 de julio y el 1 de noviembre. El resto del año es necesario solicitar la apertura expresamente. Además de los puntos de amarre de los puertos se puede parar en cualquier parte mientras no se impidan la navegación.

Los barcos están equipados como si fueran un apartamento, con servicios, duchas de agua caliente, una pequeña cocina y varios refrigeradores y un depósito de agua potable En cuanto al gasoil, si viajan una semana, con que llenen una sola vez el depósito, es suficiente. Como curiosidad, las tomas eléctricas son de 12 voltios.

El recorrido en barco puede combinarse con recorridos a pie, en bicicleta o incluso en patines por unas pistas asfaltadas, concretamente de Beziers a Portiragnes, y de Castelnaudary a Toulouse.

Aniversario del Canal du Midi

Si lo recorremos a pie o en vehículo no motorizado (bicicleta, patines …), tenemos las siguientes opciones:

  • Las vías verdes. Un camino exclusivo para peatones y vehículos no motorizados (bicicletas, patines, etc. …), cuyas características son de fácil acceso, segura y respetuosa.
  • Los caminos de sirga. Concebidos inicialmente para que los caballos pudieran remolcar un barco con la ayuda de un cable. El recubrimiento es muy desigual, por lo que si el recorrido es en bicicleta, en algunos tramos habrá que echar pie a tierra. Es aconsejable solicitar permiso para viajar por ellos, sobre todo en caso de que se viaje en grupo de ciclistas.
  • Las bici rutas.  Se trata de rutas tranquilas con un ambiente agradable y sin desniveles excesivos, compartidas con vehículos motorizados (automóvil, motocicleta …).

 

Aniversario del Canal du Midi

El Canal du Midi está jalonado de catedrales, castillos, recintos medievales, ruinas, museos, aderezado por su gastronomía y por sus bodegas. De ciudades como Agde, Béziers, Carcassonne, Castelnaudary, Narbonne y Toulouse. De esclusas, puertos y acueductos. De jardines, bosques y viñedos. Como la enumeración abruma, es recomendable  ir distrutándolo muy poco a poco. El doble aniversario del Canal du Midi es una excusa para comenzar el recorrido.

Acuarelas:

  • Portada: El Canal du Midi. Acuarela sobre papel Canson. Autor: Charo Onieva. 2015
  • Interior: El canal en invierno. Acuarela sobre papel Canson. Autor: Charo Onieva. 2015

Fotos:

  • Foto Camino de Sirga vía Flickr Fran Babcock
  • Foto mapa temático canal du Midi. LeBoat

 

 

Charo Onieva

 

Su curiosidad la ha llevado a desarrollar distintos proyectos de emprendimiento en los entornos offline y online. Impulsora de Cincuentopía.