Riphagen, del director Pieter Kuijpers, es un biopic de Bernardus Andries “Dries” Riphagen, un holandés buscavidas sin escrúpulos que colaboró con los nazis durante la ocupación de Holanda. Analizamos Riphagen el antagonista de Oskar Schindler en la serie El Cine y la Historia.

Riphagen tuvo un currículum completo: mal cadete de marina, matón a sueldo, boxeador, proxeneta, ladrón de coches y joyas. Cuando los nazis invadieron Holanda aprovechó sus capacidades para sacar partido de los invasores y se convirtió en agente colaborador del SD (Sicherheitsdienst), el servicio de inteligencia de las SS.

Su misión en el SD era localizar a los judíos que se encontraban ocultos por todo Amsterdam para deportarlos a los campos de concentración. Él quería sacar provecho de la situación así que mediante engaños convenció a los judíos que iba encontrando que les confiaran su dinero y sus joyas y que tras la guerra se los devolvería mientras, los protegería y ayudaría a escapar de los nazis. En lugar de eso los delató y les robó sus pertenencias.

Su campaña de engaños y abusos a los judíos comenzó cuando Riphagen descubrió que la judía Esther Schaap ocultaba en su pelo una bolsita con diamantes, cuando iba a detenerla para deportarla como a su marido tiempo antes. En ese momento, con la frialdad de una persona sin escrúpulos, le dijo: “No se preocupe, yo puedo ayudarla” y le contó que él trabajaba con los nazis, pero que no pudo salvar a su esposa judía y que por eso se decidió a ayudarla.

Esther Schaap creyó ciegamente en Riphagen y le puso en contacto con cientos de judíos más que también confiaron en él. Para que los incautos judíos creyeran aún más en él, Riphagen se hacía fotografiar con las familias protegidas, y les entregaba recibos por el dinero y los objetos de valor que le entregaban. Cuando el fin de la ocupación se acercaba y ya había amasado una fortuna, delató a todos los judíos “protegidos” y los entregó a las SS para morir en las cámaras de gas.

Cuando llegaron los aliados y son la protección de las SS huyó oculto dentro de un ataúd y a través de las rutas de huida usadas por los criminales nazis hacia Sudamérica, a través de España, recaló en Argentina. En la Argentina logró acercarse al presidente Juan Domingo Perón y le asesoró en la creación del servicio secreto argentino, mientras disfrutaba del fruto de su engaño a los judíos holandeses.

No fue hasta 1988 cuando llegó la petición de extradición a Argentina, pero fue demasiado tarde. Con 63 años, en 1977, murió de cáncer en una clínica suiza.

La historia de Riphagen, tal vez no es una de las más conocidas sobre el horror que causó el nazismo, pero resulta necesario recordar la colaboración de un buen número de civiles en el horror del Holocausto.

El film de 2016 está muy bien documentado y mantiene la tensión y atrapa durante sus más de dos horas, gracias, sobre todo, a la excelente interpretación de Jeroen van Koningbrugge que hace que un malvado sea tan perfecto que creemos que él debe ser el héroe en la película. Su actuación es impecable, es carismático, su alma está dentro de una coraza. Se muestra tan humano, que genera confianza y le hace totalmente convincente. Alrededor de él siempre planea la sombra de la duda.

Por ello, afirmo que es Riphagen el antagonista de Oskar Schindler. En La Lista de Schindler (Stevern Spielberg), el protagonista del film, Oskar Schindler se redime, pasa de aprovecharse de su posición para enriquecerse con la mano esclava de los judíos a salvarlos de los campos de concentración.

La película está disponible en la plataforma de streaming Netflix y ha sido también editada en formato de miniserie para la televisión. Se puede ver en Amazon Prime en holandés con subtítulos en inglés.

Juanjo Ortiz. Historiador. Apasionado por la historia militar y especialmente por la II Guerra Mundial.