En Cincuentopía nos suena la cara de… Florencio Solchaga, reconocido profesional de Televisión Española durante alrededor de dos décadas.

El caso de Florencio Solchaga (1945) resulta infrecuente dentro de esta sección por la que han pasado ya tantas decenas de profesionales: porque abandonó el ámbito de la comunicación para decantarse por otras facetas profesionales bien alejadas de la industria periodística.

Florencio Solchaga inició su actividad profesional en la radio a comienzos de los años sesenta en emisoras como La Voz de Navarra y Radio Zaragoza. En 1967 ingresa en Televisión Española, en un principio como locutor de voz en off de programas culturales e informativos.

El sato a la fama de Florencio Solchaga comienza ya en los años setenta, cuando empieza a presentar el Telediario. No obstante es en 1975 cuando su rostro se populariza como consecuencia de encargarse de los distintos partes médicos que informaban sobre la evolución de la enfermedad de Francisco Franco.

Durante los siguientes años participa en programas como Vivir cada día, Gente Hoy, Esta semana, Las Cortes de España o La Tarde, lo que sirve para mantenerlo en primera línea de notoriedad entre la opinión pública española.

Florencio Solchaga abandona Televisión Española en 1987, desvinculándose por completo del mundo de la comunicación. A partir de ese momento centra su actividad en el ámbito de la restauración, abriendo restaurantes tan exitosos como Solchaga o El Espejo hasta su definitiva jubilación de los fogones.

Por ello, en Cincuentopía nos suena la cara de… Florencio Solchaga.

Cincuentopía

“Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce”.