La propuesta de en ruta por Finnmark en Noruega nos va a permitir adentrarnos en uno de los secretos mejor guardados de Noruega. Situada en la parte más al norte del país nórdico (más allá del círculo polar ártico), se trata de una región que ocupa casi 50.000 kilómetros cuadrados pero en la que apenas viven 74.000 personas.

Son muchas las cosas que se pueden hacer en Finnmark en todo tiempo y lugar: ver las auroras boreales entre finales de octubre y comienzos de marzo, disfrutar del sol de medianoche en los primeros días de verano, acercarse (siempre con el máximo respeto) al estilo de vida del pueblo sami, contemplar el parsimonioso ir y venir de los renos…

La principal ciudad de Finnmark es Alta. En el Alta Museum se encuentran las pinturas rupestres más valiosas del norte de Europa, repartidas a lo largo de una red de caminos con más de 2.500 representaciones, algunas con 6.500 años de antigüedad. Muy cerca está el cañón de Sautso, al que se puede acceder por cuenta propia o mediante excursiones organizadas.

Muy posiblemente el destino mítico de Finnmark es Cabo Norte  (Nordkapp), tradicionalmente considerado el punto más al norte del continente europeo. El lugar, en realidad un acantilado rocoso al final de una llanura, tiene un halo místico para los viajeros que de manera periódica acuden para contemplar los límites del mundo. En el Nordkappmuseet se explican unas cuantas cosas sobre esta zona y lo que supuso a lo largo de la historia.

En ruta por… Finnmark en Noruega

Honningsvag, la ciudad más septentrional del mundo

Muy cerca de Cabo Norte se hallan las localidades de Honningsvag y Hammerfest. La primera es una deliciosa y muy apacible ciudad, la más septentrional del mundo; y la segunda sirve para mostrar hasta dónde puede llegar el poder de destrucción del ser humano (fue arrasada tanto por las tropas de Napoleón como por las de Hitler) y de los elementos climatológicos (un huracán fue el causante de su tercera destrucción).

También de bastante interés es la conocida como ruta Finnmarksvidda, una enorme altiplanicie con todo tipo de posibilidades para el senderismo ante la que el visitante se queda obnubilado: lagos vírgenes, bosques de coníferas, cielos de una completa pureza…

Otros puntos de cierta relevancia en Finnmark son Kautokeino y Karasjok, dos lugares idóneos para acercarse a la cultura sami, así como Vardo y Vadso, caracterizadas por su extrema tranquilidad.

Y si todavía queda tiempo puede verse la ciudad de Kirkenes, situada a apenas diez kilómetros de Rusia y último puerto en el que recala el Hurtigruten, la famosa línea marítima de correos y cruceros que arranca en Bergen. La localidad cuenta con algunos museos de interés (incluyendo el Museo de la Zona Fronteriza y el Museo Savio), una estatua dedicada a los soldados soviéticos y una gruta que sirvió de refugio a sus habitantes durante la Segunda Guerra Mundial.

Finnmark dispone de una completa infraestructura de alojamientos (hoteles, campings, casas de alquiler). Las comunicaciones por carretera son cómodas y seguras gracias, entre otras cosas, al muy apacible estilo de conducción de sus ciudadanos. En cualquier caso, hay que recalcar que las condiciones climatológicas durante buena parte del año pueden ser un obstáculo para visitar algunos de sus puntos.

Ofrecemos a continuación a los seguidores de Cincuentopía que se encuentren interesados en recorrer Finnmark las direcciones de algunas páginas web: Portal Oficial de Noruega en España, Visit Norway y Visit Cabo Norte, quizá sean las más relevantes.

 

Cincuentopía

“Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce”.