En ruta por... Rovaniemi, la tierra de Papá NoelSe acercan unas fechas en las que resulta casi inexcusable una visita a Papá Noel. Y el lugar donde oficialmente se alberga este ilustre huésped es Rovaniemi. Recorremos en compañía de los seguidores de Cincuentopía algunos de los lugares más destacados de esta singular localidad localizada en plena Laponia de Finlandia.

Rovaniemi es una ciudad de unos 60.000 habitantes. Está situada en plena Laponia finlandesa, de la que es la capital. La Laponia finlandesa es una de las áreas más despobladas de toda Europa (en unos 100.000 kilómetros cuadrados apenas se concentran 200.000 personas).

No es fácil encontrar edificaciones antiguas en Rovaniemi. La ciudad fue completamente arrasada por el ejército alemán durante la Segunda Guerra Mundial (tras hacer explotar un depósito de municiones que generó un tremendo incendio que fue prendiendo una a una las casas de la localidad, fabricadas en su inmensa mayoría en madera). A partir de 1960 surge una nueva ciudad, en buena medida bajo las directrices del prestigioso arquitecto Alvar Aalto.

En ruta por... Rovaniemi, la tierra de Papá Noel

Vista nocturna de Santa Claus Village

Casi todo en Rovaniemi gira en torno a la figura de Papá Noel, tanto en invierno como en verano. Muy cerca se encuentra el Santa Claus Village, residencia oficial de Papá Noel, donde es posible hacerse una fotografía con el personaje o enviar una carta desde la oficina postal central con el preceptivo matasellos. Por este parque pasa la línea del Círculo Polar Ártico, lugar de peregrinación para los turistas.

Un lugar de Rovaniemi muy recomendable para visitar es el Museo Artikum, dedicado a la historia del pueblo sami. Cuenta con una colección permanente y con distintas exposiciones temporales que repasan la vida de los samis y dan cuenta de la extraordinaria dureza de las condiciones en las que se desarrollaba.

En ruta por... Rovaniemi, la tierra de Papá Noel

El Museo Artikum es fabuloso por dentro y por fuera

También son interesantes lugares como los museos Etnográfico y Forestal, el Centro Cultural Administrativo de Alvar Aalto, la Casa de Cultura Kurundi y el Centro de Ciencias Pilke.

Las posibilidades de andar al aire libre por Rovaniemi son maravillosas. En verano hay centenares de senderos, todos ellos rodeados por frondosos árboles, que permiten perderse en mitad de la naturaleza y del sol de la medianoche. Y en invierno es posible recorrer los campos cubiertos por varios metros de nieve con motos o, si se opta por la tradición, mediante trineos tirados por perros, así como contemplar las magníficas auroras boreales.

En ruta por... Rovaniemi, la tierra de Papá Noel

Las auroras boreales son otro motivo para visitar Rovaniemi en invierno

Y si se quiere recorrer los alrededores las opciones son también muy grandes. Relativamente cerca están localidades como Kittila, Tepasto, Oulu, Levi, Unari… todas ellas con su punto de encanto. Y por supuesto, aunque un poco más alejados, los parques nacionales de Pallas Ounas Tunturi, Lemmenjoki y Urho Kekkonen, entre otros.

¿Has visitado alguna vez Finlandia? ¿Conoces Rovaniemi y sus alrededores? ¿Sugerirías algún sitio en particular?