Cómo elegir el método Pilates que mejor te va: la moda del ejercicio físico

La indudable utilidad del trabajo del Sr. Pilates, no ha sido inmune a la vorágine comercial de las marcas de moda en gimnasios y otros lugares donde se practica el ejercicio físico. A lo largo de estas décadas nos han invadido varias tendencias como el Aeróbic, la Batuka y recientemente el Zumba, todos nombres comerciales impulsados desde marcas y derechos de explotación.

El Pilates no ha sido inmune, y la indudable validez del método, se ha visto empañada por la vena comercial y las titulaciones que han surgido de centros de Fitness.

La complejidad de algunos movimientos y los conocimientos indispensables de anatomía, hacen que surja la división entre el Pilates impartido por profesionales formados, que trabajan con el alumno de una forma personalizada y en clases particulares o grupos muy reducidos, y lo que se vende como Pilates pero realmente es una Gimnasia de Mantenimiento, impartida en grupos grandes sin el control que debería tener.

Lejos de criticar a los verdaderos profesionales de esta disciplina, creo que se debe poner en valor la gente que estudia y se forma durante años, con conocimientos, no solo del método, si no de anatomía, kinesiología, fisioterapia, danza y un sin fin de estudios más, que llevan a ese maestro, a tratar a su alumno con la profesionalidad que se merece.

Cómo elegir el método Pilates que mejor te va:

Preguntas que debo hacerme antes de comenzar

  • ¿Por qué he elegido hacer Pilates?
    • Si los motivos son de salud, por ejemplo, algún problema físico que necesite rehabilitación, la elección del centro debe ser siempre ponerse en manos de un profesional bien formado, que trabaje de una forma personalizada mi problema. No debo empezar en grupos numerosos, la forma aconsejable, es tomar algunas clases particulares o muy reducidas, donde el profesor me pueda explicar con claridad las bases del trabajo y diseñar clases específicas para mis necesidades.
    • Si busco practicar una actividad física moderada, pero que me ponga en forma, el trabajo en un centro con aparatos, me puede dar esa tonificación que quiero. Es importante aprender a manejar los aparatos, muelles y resistencias correctas, para conseguir los efectos buscados, sin lesionarme.
    • Si en el Gimnasio me han recomendado hacer Pilates, para iniciar la actividad en un gimnasio o un lugar donde se toman clases en grupo, lo primero que debo plantearme es si ya he practicado algún tipo de ejercicio físico, si tengo control sobre mi cuerpo, y si se controlar mis posiciones y sensaciones sin ayuda. Si la respuesta es SI, puedes apuntarte al gimnasio, si es NO ten cuidado, los ejercicios de Pilates bien guiados son muy saludables. Si no, te puedes hacer daño.
  • ¿Quién puede practicar Pilates?
    • El Pilates es bueno a cualquier edad, siempre que entres en un grupo orientado a tus necesidades. Igual que la danza Clásica, actividad hermana con la que va de la mano, se puede practicar desde pequeños hasta avanzada edad. Es un buen trabajo para las embarazadas y para la recuperación post parto, pero bien hecho, es algo fundamental en la madurez. Cuando tu cuerpo empieza a rechinar y los años pasan factura, un buen trabajo de Pilates te volverá a dar esa energía que necesitas para enfrentarte al día a día.
  • ¿El precio es determinante?
    • No lo dudes, vivimos en una sociedad de consumo, a todos nos cuesta llegar a final de mes, y a veces, las ofertas de precios “low cost” pueden deslumbrarnos. Pregunta, infórmate y elige bien. A veces lo barato, sale caro, si por elegir el sitio mas económico te haces daño, no habrá merecido la pena.Por suerte, el mercado ofrece un sinfín de opciones. Lo mas importante es quién te va a dar esas clases. Un buen profesor estará pendiente de tus movimientos y te guiará con pericia, para que el resultado sea bueno para ti. Eso es lo que mas vale, todo lo demás es humo.

 

Cómo elegir el método Pilates que mejor te va:

Preguntas que debo hacerme una vez he comenzado a recibir clases

Es difícil hacer una autoevaluación, porque a veces los dolores de las agujetas se confunden con lesiones. Éstas son algunas pautas que te pueden ayudar:

  • ¿El profesor me han preguntado algo sobre mi actividad física, trabajo o estado físico antes de empezar las clases?
  • ¿Me han hablado de conceptos básicos como, la elongación de columna, el suelo pélvico, la estabilización escapular, la musculatura del abdomen y otros conceptos básicos que el alumno debe conocer?
  • ¿El profesor me hace correcciones personalizadas?

Hay muchas más preguntas pero, si la respuesta a estas tres es No, te deberías plantear probar algún otro sitio. En cualquier caso, escucha a tu cuerpo, la finalidad de cualquier actividad física es encontrar nuestro bienestar. Si la evolución que experimentas es positiva, has acertado; si no, tal vez no sea la actividad la que falla, si no la forma de tomar esas clases.

EL ÚNICO CONSEJO VALIDO SOBRE CÓMO ELEGIR EL MÉTODO PILATES QUE MEJOR TE VA, ES QUE TE INFORMES BIEN ANTE DE ELEGIR Y QUE SIEMPRE TE PONGAS EN MANOS DE BUENOS PROFESIONALES QUE TE GUIARÁN.

Rosemary Cocchiglia. Desde hace más de 25 años directora del Estudio de Danza Gambini, En el año 2000 funda el Ballet Gambini, compañía dedicada a la producción y realización de espectáculos de Danza-Teatro para público Infantil y Familiar. Producciones con coreografías y guiones de Rosemary Cocchiglia.