Esperanto frente a volapuk, la eterna búsqueda del ser humano para superar barreras idiomáticas, para encontrar una lengua universal y lograr unos mejores niveles de comunicación.

Esperanto frente a volapuk, dos maneras de entender un mismo concepto, dos realidades no siempre bien conocidas, dos facetas que resulta imprescindible desentrañar para comprender.

Esperanto frente a volapuk, dos lenguas artificiales que surgen a finales del siglo XIX y en las que algunos analistas e investigadores ven claras relaciones e interacciones.

Esperanto frente a volapuk, ¿quién incidió sobre quién?, ¿cuál de los dos fue antes?, ¿cómo ha sido su coexistencia?, ¿en qué caso se alcanzaron mayores logros?

Desde el punto de vista cronológico el primero fue el volapuk, creado en 1879 por Johann Martin Schleyer, un sacerdote alemán que lo concibió con el objetivo de facilitar el entendimiento entre individuos de diferentes culturas. Su lema era “Menefe bal, püki bai” (“una lengua para una humanidad”) y sus comienzos fueron fulgurantes, llegando a ser hablado por alrededor de 100.000 personas en los primeros años. Sin embargo el éxito inicial quedó cercenado por cuestiones como una gramática sumamente compleja e incluso las disensiones lingüísticas que surgieron entre sus pioneros.

En la década de los veinte del siglo pasado el volapuk vio cómo algunos adeptos trataban de volver a impulsarlo y de hecho llegaron a fomentar una reforma del idioma que se publicó en 1931, que trataba de simplificar los aspectos gramaticales. No obstante, nunca volvió a los niveles de popularidad logrados décadas atrás y en la actualidad es hablado por apenas algunas decenas de personas.

El esperanto surge en 1887 de la mano del oftalmólogo polaco Luis Lázaro Zamenhof. En sus comienzos tiene un éxito más que notable, alcanzando a primeros del siglo XX centenares de miles de hablantes en todo el mundo. Quizá conocedor de los problemas del volapuk, desde un primer momento se intentó que existiera una uniformidad para lo que se crearon numerosas sociedades de divulgación y se organizaron distintos congresos a escala internacional desde 1905.

Pese a estos esfuerzos, también el esperanto fue objeto de tensiones entre grupos reformistas y grupos conservadores. Muy posiblemente dicha circunstancia motivó que su expansión no fuera tan intensa como hubiese cabido imaginar en sus inicios. No obstante, a diferencia del volapuk, ha contado con una infraestructura que ha permitido un mayor nivel de conocimiento. Se estima que en la actualidad el número de personas que lo hablan en todo el mundo supera las decenas de miles.

A la hora de establecer influencias parece evidente que el volapuk influyó sobre el esperanto, entre otras cosas porque el creador del segundo conocía el primero y utilizó algunas de sus bases para generar su nueva lengua. En la actualidad se da la circunstancia de que la gran mayoría de los escasos hablantes de volapuk son también hablantes del esperanto.

Esperanto frente a volapuk, la historia de un deseo de comunicación universal que, a fecha de hoy, no ha terminado de concretarse. Para los seguidores de Cincuentopía interesados, ofrecemos sendos enlaces al diccionario español-esperanto y  al diccionario español-volapuk.

Cincuentopía

“Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce”.