John F. Kennedy, un nombre mítico donde los haya; es posible que la generación de cincuentópicos lo haya conocido más por el testimonio de sus padres y el de posteriores imágenes que por la experiencia propia. Pero no deja de ser un referente en nuestras vidas. En este 2017 se cumple el primer centenario de su nacimiento. Recordamos y glosamos su figura.

John Fitzgerald Kennedy nació en Massachusets el 29 de mayo de 1917. Era hijo de Josep, un magnate dentro de su área de influencia, y de Rose, también componente del stablishment del Estado. Su infancia y juventud transcurren en centros de formación de élite, donde recibió una esmerada educación, con frecuentes viajes al exterior. Aparecen sus primeros problemas de salud: apendicitis, ictericia, columna vertebral…

John F. Kennedy: primer centenario de su nacimiento

John F. Kennedy durante la Segunda Guerra Mundial

Durante la Segunda Guerra Mundial sirve en una lancha torpedera en al área de Pacífico Sur (en un principio es rechazado por sus dolencias físicas de espalda), alcanzando cierta notoriedad a raíz de ser hundido por un barco destructor japonés, un incidente que agravó sus dolencias de columna. Recibe la Medalla de la Marina y del Cuerpo de Marines, entre otras condecoraciones.

Tras la conclusión del conflicto bélico John F. Kennedy entra en política: en un primer momento como miembro de la Cámara de Representantes y a partir de 1953 como Senador. Durante estos años contrae matrimonio con Jacqueline Lee Bouvier, escribe el libro Perfiles de coraje, por el que recibe el Premio Pulitzer, se incrementan sus problemas de salud (no divulgados entre la opinión pública) y poco a poco adquiere notoriedad a escala nacional.

En 1960 obtiene la candidatura del Partido Demócrata para participar en las elecciones presidenciales, derrotando a diferentes personalidades como Humphrey, Morse o Johnson (a quien finalmente sumaría a su equipo ofreciéndole el cargo de Vicepresidente).

Enfrentado con Richard Nixon, candidato del Partido Republicano, obtiene la victoria por un estrecho margen de votos (49,7% frente a 49,5% en voto popular), tras una apasionante campaña que fue seguida masivamente por la sociedad estadounidense y en la que por vez primera en la historia del país tuvo lugar un debate presidencial transmitido por televisión. Los seguidores de Cincuentopía interesados en ver cómo se desarrolló el primero de estos debates pueden acceder al vídeo completo (dura algo menos de una hora).

De esta manera con apenas 43 años John F. Kennedy se convierte en el XXXV Presidente de Estados Unidos de América (uno de los más jóvenes de la historia de este país).

A grandes rasgos, la presidencia de John F. Kennedy estuvo marcada por cuatro principales ejes directrices: las convulsiones en política exterior (invasión de Bahía de Cochinos, crisis de los misiles soviéticos en Cuba, construcción del Muro de Berlín); la consolidación del movimiento por los derechos civiles; el comienzo de la carrera espacial; y el inicio de la Guerra de Vietnam.

John F. Kennedy: primer centenario de su nacimiento

Entierro de John F. Kennedy en el Cementerio de Arlington

En noviembre de 1963 John F. Kennedy acude a la ciudad de Dallas. El día 22 de dicho mes, la comitiva presidencial es disparada por Lee Harvey Oswald, antiguo marine. Como consecuencia de ello recibe varios impactos en la cabeza y fallece apenas unos minutos después.

Surge así la leyenda en torno a John F. Kennedy y su muerte: su único asesino fallece apenas dos días después asesinado a su vez por Jack Ruby, por lo que jamás pudo ser sometido a juicio; se disparan las sospechas sobre si había uno o más tiradores en el lugar; surgen especulaciones sobre quién estaba detrás como autor intelectual del magnicidio…

La conocida como Comisión Warren concluyó que Oswald había actuado en solitario pero más de cincuenta años después se sigue debatiendo con apasionamiento, se esbozan nuevas teorías sobre conspiraciones, se establecen escenarios que en su momento no se tuvieron en consideración, se barajan diferentes pistas (dudosas o no) inéditas…

El cuerpo de John F. Kennedy fue velado en la Casa Blanca y en el Capitolio. Posteriormente fue enterrado en el Cementerio Nacional de Arlington, donde sus restos reposan en una tumba iluminada por una llama eterna.

Distintas encuestas valoran a John F. Kennedy como uno de los mejores presidentes en la historia de Estados Unidos de América, pese al escaso periodo de tiempo pasado al mando del país. Su figura ha sido glosada en múltiples películas de ficción, documentales, libros, tesis doctorales, artículos de investigación. Su recuerdo se mantiene vivo para muchos ciudadanos, no sólo de su país sino de otras naciones.

Cincuentopía

“Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce”.