AutorretratoEl profesor Karl Blossfeldt (13 de junio de 1865 – 9 de diciembre de 1932) ha pasado a la historia como uno de los más reputados fotógrafos del siglo XX,  debido a las miles de plantas que fotografió a lo largo de su vida. Gracias al empeño del banquero Karl Nierendorf  que auspició la publicación en 1.928 del libro “Formas primitivas de la Naturaleza“ en la prestigiosa editorial de arquitectura de Ernst Wasmuth, sus fotografías pasaron de ser utilizadas como material didáctico a contemplarse en galerías de arte. Su libro alcanzó tal difusión que se hicieron dos ediciones en el mismo año.

De origen campesino y ajeno a los círculos artísticos, antes de cursar estudios en la Escuela de Artes Aplicadas de Berlín gracias al apoyo del perspicaz pastor local, se aproximó a las artes aplicadas como aprendiz de modelista en un taller de fundición artesanal y como aprendiz de fundición artística en una siderurgia,  donde se fabricaban rejas y puertas de hierro forjada, adornadas con motivos vegetales.

Con motivo del encargo oficial realizado  por el Ministerio Prusiano de Comercio a uno de sus profesores, Moritz Meurer, de desarrollar un nuevo método de enseñanza para mejorar la competitividad del diseño industrial alemán en vista de los resultados obtenidos en las Exposiciones Universales.  Para lo cual, Meurer propuso la creación de grandes colecciones de fotografías y modelos de plantas para el diseño ornamental destinados tanto a los alumnos como a los fabricantes. Así mismo formó un equipo -integrado por cuatro dibujantes, así como por dos modeladores, siendo uno de ellos, Karl Blossfeldt- que viajó durante siete años por Italia, Grecia y el Norte de África, en contacto con la flora y las formas del arte clásico, siendo el tema de la primera publicación del grupo la hoja de acanto. Aunque nunca desdeñó a las especies más humildes a las que denominaba “proletarias” que recogía en sus paseos incansables. De regreso a Berlín, finalmente se dedica a la docencia en la Escuela de Artes donde había estudiado. Durante 31 años impartió  la asignatura “Modelado según plantas vivas”

Hoja de acantoEl dibujo y el modelado de las plantas no era accesorio.  Según Rolf Sachsee, en el libro “Karl Blossfeldt. Fotografías” de Benedikt Taschen Verlag, Lo que Karl Blossfedt quiso transmitir en sus enseñanzas básicas era, nada más y nada menos, una conciencia de que las mejores soluciones del diseño industrial ya las ha anticipado la Naturaleza.

Blossfeldt encontraba en la morfología de las formas vegetales unos patrones estéticos universales que debían guiar al arte, inspirador de columnas góticas, capiteles, enrejados, torres, cúpulas caprichosas, enrejados, puertas … Sucede que ese ideal clasicista que establece un paralelismo entre la botánica y la arquitectura, en la práctica era desvirtuado por imponderables del clima: las plantas no resistían en las condiciones necesarias para un trabajo de cierta duración. A partir del modelo de los herbarios de los siglos XVII y XVIII, estableció un método fotográfico propio en la que aunaba la observación científica, la forma escultural y la peculiar composición. Trabajaba con luz natural difusa, sobre fondos de cartulina negros o blancos, con una cámara construida por él –que le permitía fotografiar detalles no conseguidos hasta entonces- y con métodos de sujeción básicos muy minuciosos, que quedan a la vista en algunas fotos. Trabajó sólo con dos enfoques: bien una lista lateral de 90 grados o bien una perpendicular de arriba hacia abajo. De los negativos revelados no se hicieron copias en papel, normalmente normalmente fotograbados de 8×10” y alguna en gelatina de plata, sino también diapositivas no sólo para su proyección, sino también para ser calcadas. Un centenar de fotografías nos han llegado de entre los más de 6.000 negativos, que se calcula realizó a lo largo de su vida. Incansable actividad.

Karl_Blossfeldt_Adiantum_pedatum_1928A caballo entre el Art Nouveau y el Modernismo, como explica Óscar Colorado Nates, la modernidad de sus fotografías se reconoció rápidamente. En torno a 1920 nace en Alemania un nuevo movimiento artístico,  La Nueva Objetividad como rechazo al expresionismo. Esencialmente se trata de una corriente que preconiza una renovación estética y ética, un abandono del romanticismo, el sentimentalismo y la huida del Pictorialismo. Sus imágenes al parecer de algunos autores, parecen quedar fuera de esta nueva corriente de expresión.

El fotógrafo y pintor Moholy-Nagy le incluyó en la influyente muestra, Film und Foto celebrada en Stuttgart en 1929. El filósofo y ensayista Walter Benjamin le situó en los altares de la fotografía alemana,

Estas fotografías revelan un tesoro de analogías y formas completamente inesperadas en las plantas. Sólo la fotografía es capaz de ello. Pues se precisa una fuerte ampliación para que esas formas se quiten el velo que ha echado sobre ellas nuestra indolencia.

Nosotros los observadores, marchamos entre esas gigantescas plantas como liliputienses.

Screen shot 2010-10-04 at 6.45Y  fue admirado tanto por la Nueva Objetividad como por el surrealismo.   Georges Bataille http://es.wikipedia.org/wiki/Georges_Bataille, quien utilizó las fotografías de Blossfeldt para ilustrar Le langage des fleurs. Bataille apreciaba precisamente la dimensión monstruosa que la revelación de la sexualidad (los órganos reproductores, las flores) y el crecimiento (los inverosímiles brotes) de las plantas adquieren en Blossfeldt. Vasili Kandinsky tenía un par de ejemplares de Formas originales del arte en su biblioteca.

Poco antes de fallecer, en 1932 se publicó El jardín maravilloso de la naturaleza. Después de su muerte, en 1942 se publicó Prodigios de la Naturaleza.Hoy en día su obra es parte de las colecciones de la Biblioteca Nacional en París, el Museo Metropolitano de Arte en Nueva York, el Museo Ludwig de Colonia y muchas otras colecciones importantes.