La Térmica de Málaga alberga una exposición centrada en el fotógrafo Korda durante los días 26 de octubre de 2018 al 10 de enero de 2019.

Bajo el título “Korda: belleza y revolución“, la muestra es el resultado de una investigación concienzuda y extensa que sirve para demostrar la versatilidad del fotógrafo, sus paradigmas estéticos y éticos. A través del trabajo, podemos ver los diferentes escenarios, en ocasiones tan desconocidos, de La Habana, su ciudad natal.

Alberto Díaz Gutiérrez, más conocido como Alberto Korda, comenzó su carrera en los tempranos años cincuenta en el terreno de la fotografía publicitaria y de moda. Su trabajo alternó entre el retrato de la bohemia y del líder revolucionario; entre la vida nocturna de La Habana de finales de los cincuenta y las marchas militares o las concentraciones populares de principios de los sesenta y, por último, entre la sensualidad del desnudo femenino y la observación científica de los mares de Cuba.

La exposición de La Térmica de Málaga constituye un extenso repaso de la vida, obra e influencia de Korda en el panorama fotográfico y cultura de su época. Incluye un conjunto de fotografías que en la actualidad todavía siguen impactando a quienes tienen el placer de admirarlas.

Comisariada por Cristina Vives, la muestra cuenta con la colaboración del Korda Estate, establecido en 2003 con el objetivo de investigar, rescatar y promover el legado fotográfico de Korda, más allá de las fotos de los conflictivos años sesenta.

Cincuentopía

“Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce”.