La galería de arte Alfonso XIII de Madrid dedica una exposición a la artista María Bejarano durante los días 21 de febrero al 30 de marzo de 2018.

Bajo el título «Horizontes de agua» María Bejarano presenta algunos de sus últimos y más relevantes cuadros correspondientes a la técnica del metracrilato invertido, dentro de la que está considerada como una de las grandes referencias a escala nacional e internacional.

La galería Alfonso XIII de Madrid está ubicada en la calle Lagasca número 27. El horario de la exposición de María Bejarano es de 11 a 14 y de 17 a 20.30 horas de lunes a viernes; los sábados la apertura es de 11 a 14 horas. Durante los sábados por la mañana la pintora atenderá en persona a cuantos seguidores de Cincuentopía decidan pasar por la exposición.

María Bejarano (1971) se formó en la Universidad de Sevilla y prosiguió sus estudios en Escuelas de Italia y Reino Unido. A lo largo de su trayectoria artística ha expuesto en numerosos eventos y ferias nacionales e internacionales. Su obra se encuentra tanto en colecciones particulares como en instituciones públicas.

pintora María Bejarano
María Bejarano, una de las referencias dentro de la técnica del metacrilato invertido

La técnica del metacrilato invertido es una evolución de la tradicional pintura al óleo sobre cristal. La peculiaridad radica en que se pinta por la parte trasera del soporte y el resultado se ve por delante, pintándose en primer lugar los primeros planos y acabando con los fondos. La sustitución del cristal por planchas de metacrilato permite ganar en perdurabilidad mientras que el empleo del acrílico en vez del óleo aporta mayor juego de veladuras y grafismos.

La propia María Bejarano explicó las claves estratégicas de esta técnica en un vídeo grabado para Canal Cincuentopía. Recomendamos su consulta a todos aquellos interesados en la materia.

Cincuentopía

«Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce».