María Jesús Fuentes, Amor idéntico

María Jesús Fuentes

“Se quieren como nosotros.
No sé
si alguno de los dos
retirará la mejilla ardiente
cuando al cruzar los alientos
pinchen las barbas,
ni
si arañan las abruptas manos
cuando ceden las caricias
o domina la espalda al pecho
pero sé
que se rozan
como jades esculpidos,
que se acechan
como azabaches de lobo
que se miran
como aves de limón,
que se adoran
como príncipes
del trópico
en su ínsulas suntuarias
y que
el corazón que riega
las copas de su brindis,
bombea, masculino, ajeno,
cegando el mundo
del tú al yo.”

 

María Jesús Fuentes. Hebras de una hoguera. Cuadernos del Laberinto.

Cincuentopía

“Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce”.