María José Cortés, La sien

María José Cortés

“Despierto en la sien de la madrugada
la cabeza
repleta de ojos en la cerradura
de espera con Godot
del silencio que quedó en las copas.
Intento apaciguarla
con una palabra que derrote a la carcoma.
La madrugada dice
que las sienes le pesan
como la inminencia del desahucio
como una fecha en la nuca de un yogurt
como una cuesta de horas.
La madrugada dice
que ha visto niños que no creen en los juguetes
padres que aún creen en el periódico
ancianos que descreen del otro en el espejo.”

 

María José Cortés. Cicatrices de asfalto. Cuadernos del Laberinto.

Cincuentopía

“Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce”.