Montserrat Cano, Madrid

Montserrat Cano

“Las historias de amor no tienen interés, casi todas
son iguales.
Y las de desamor se parecen tanto que no importan.
Pero es una tentación irresistible decir que he amado,
que toda la ciudad fue un ventanal desde el que seguía
ciertos pasos o los imaginaba.
No sería éste mi hogar si en sus calles no vivieran
aún mis fantasías y en cada plaza la aflicción por la
pérdida.
Esta ciudad y yo crecimos juntas, conocemos nuestro
mal y nuestro bien, no necesito decirle que la quiero
porque sabe que es mi raíz y mi fruto.
Es la realidad, si lo real existe.”

 

Montserrat Cano. La Gomera y el arrebato. Cuadernos del Laberinto.

Cincuentopía

“Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce”.