En primer lugar queremos dar las gracias a nuestros seguidores por la buena acogida que han brindado a la nueva serie sobre películas cincuentópicas. La entrada de hoy está dedicada a Alien el octavo pasajero, convertido ya en un film clásico que combina el suspense y la ciencia ficción.

Alien el octavo pasajero (1979) es el ejemplo de una película realizada sin excesivas pretensiones, que inicialmente no tuvo una gran acogida ni de crítica ni de público, pero que poco a poco fue remontando el vuelo hasta convertirse en un filme legendario y que encumbró a su director Ridley Scott. Ganó distintos premios en todo el mundo (incluyendo un Premio Óscar a los Mejores Efectos Especiales) y está considerada como una de las grandes referencias cinematográficas de todos los tiempos.

El argumento de Alien el octavo pasajero implica una combinación de circunstancias: una tripulación en estado de sueño criogénico que navega por el espacio, una señal de origen desconocido que desorienta a la nave, un grupo de científicos desconcertados ante lo que sucede…

Visto con la perspectiva actual el reparto de Alien el octavo pasajero resulta impresionante aunque en el momento de ser rodada ninguno de ellos tenía el nivel de reconocimiento que alcanzaron años después: Sigourney Weaver, Harry Dean Stanton, John Hurt, Ian Holm, Tom Skerrit, Veronica Cartwright, Yaphel Kotto. Y a ellos hay que añadir la inquietante criatura alienígena que tantos quebraderos de cabeza va a causar entre la tripulación. Y no contamos más por si algún seguidor de Cincuentopía no ha visto la película.

Ésta es la ficha completa de la película. Y éste es el tráiler oficial que queremos compartir con todos los seguidores de Cincuentopía.

Alien el octavo pasajero ha tenido, hasta el momento, tres secuelas directas, numerosas imitaciones y ha servido como soporte de distintos videojuegos y otros productos audiovisuales. En todo caso, en las mentes de los cincuentópicos queda esta entrega original e inigualable.

Para los interesados en esta serie sobre películas cincuentópicas, recordamos la primera entrada dedicada al filme Tiburón.

Cincuentopía

“Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce”.