Annie Hall entra a formar parte de las películas cincuentópicas que venimos analizando a lo largo de estos últimos meses. Veamos algunas de sus principales singularidades.

Aludir a Annie Hall es hablar del cineasta Woody Allen, quien con este film obtuvo su mayor éxito de crítica y público hasta ese momento y que comenzó a encadenar una racha casi interminable y particularmente prolífica de películas esperadas por sus seguidores.

Estrenada en 1977, Annie Hall narra la historia de un comediante neurótico neoyorquino, Alvy Singer (interpretado por el propio Woody Allen), y de su compañera sentimental no menos neurótica que él, Annie Hall (Diane Keaton). Bajo esta relación y con la ciudad de Nueva York como trasfondo épico y lírico, van desfilando una serie de personajes tan singulares como deliciosos hasta conformar una película sólida y subyugante.

Entre otros muchos galardones, Annie Hall obtuvo los Premios Óscar correspondientes a Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actriz Principal y Mejor Guion Original, una cosecha inédita hasta ese momento. Pero lo más importante es que consiguió el fervor de una legión de seguidores, buena parte de ellos encuadrados dentro de la generación cincuentópica.

Quedan para el recuerdo sus diálogos, sus situaciones, su fotografía… todos ellos sintetizados en este tráiler sobre el film.

Puedes consultar más datos sobre la ficha técnica y artística de Annie Hall a través de este enlace.

Hasta el momento forman parte de la serie sobre películas cincuentópicas los siguientes filmes:
Tiburón
Alien el octavo pasajero
La guerra de las galaxias
El padrino
Doctor Zhivago
La vida de Brian
La naranja mecánica
Grease
Rocky
Alguien voló sobre el nido del cuco

Cincuentopía

«Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce».