No creo exagerar si afirmo que uno de los acontecimientos editoriales del año es esta edición de Poesía completa de Gerardo Diego presentada en dos volúmenes por la editorial PreTextos.

El esfuerzo realizado con Poesía completa de Gerardo Diego es titánico: reunir la totalidad de la obra lírica de un autor más que prolífico que además, por motivos de longevidad, desarrolló su trayectoria a lo largo de setenta años. El resultado son estos dos tomos y estas casi tres mil páginas dedicadas al poeta.

La historia de la conformación de Poesía completa es compleja. Poco antes de su fallecimiento Gerardo Diego (hombre ordenado y meticuloso además de notable literato) dejó el libro listo para su edición. Pero diferentes avatares fueron retrasando su publicación hasta este año 2017 (desconozco qué es lo que ocurrió con la edición de Aguilar de finales de los ochenta).

Por fortuna ahora se cubre este gran vacío (más intenso si cabe ante la sistemática descatalogación de buena parte de los casi cuarenta libros que el poeta publicó en vida) y los aficionados a la literatura en general y a la poesía en particular estamos en condiciones de darnos un formidable festín.

Hay unos cuantos tópicos acumulados en torno a la figura de Gerardo Diego (1896-1987) sobre los que aquí no voy a profundizar; algunos de ellos tienen que ver con la ignorancia sobre su universo creativo y otros con la insidia pura y dura. Los primeros quedan por completo quebrados. A los seguidores de Cincuentopía particularmente interesados en el poeta les recomiendo la página web de la Fundación Gerardo Diego, con abundante información sobre su vida, obra y diferentes curiosidades que siempre es grato contrastar.

No hace falta ser ningún lince para comprobar que en estos dos volúmenes de Poesía completa hay Gerardo Diego para dar y tomar, por expresarlo en términos coloquiales: desde el vate ultraísta y creacionista de la época de las vanguardias hasta el clásico de los años treinta en adelante, el de la poesía de expresión y el de la poesía de creación, siempre bajo el nexo conductor de una exquisita técnica y de una notable capacidad de trabajo.

¿Cómo acercarse a una obra del calado (y extensión) de Poesía completa de Gerardo Diego? Mi consejo (que, por cierto, no he seguido) es tomárselo con calma, no se trata de una obra que haya que leer de un tirón, qué mejor manera de disfrutarla que ir paladeando a pequeños sorbos los diferentes poemas que conforman los distintos libros agrupados en estos dos tomos.

Seguro que hay opiniones para todos los gustos pero me gustaría llamar la atención sobre tres aspectos concretos de Poesía completa de Gerardo Diego. El primero de ellos tiene que ver con la existencia de numerosos poemas que hasta la fecha habían permanecido inéditos. Buena parte de ellos se agrupan en torno a lo que el propio escritor calificaba como “Hojas” y aportan elementos adicionales para valorar su talla poética.

Un segundo elemento es el referido a su poesía religiosa (que no necesariamente mística o moral). Poesía completa muestra y demuestra que Gerardo Diego es uno de los más grandes poetas religiosos de la lengua castellana de todos los tiempos. Así de rotundo: la lectura de sus abundantes versos sobre esta temática permite advertirlo de manera fehaciente.

Y la tercera cuestión tiene que ver con un formato, el de la décima, que es magistralmente plasmado a lo largo de las páginas de Poesía completa. Con sinceridad, pocas he visto a poeta alguno apostar por esta fórmula con tal nivel de profundidad de contenido, perfección formal y pleno acierto lírico.

La indudable extensión de Poesía completa también permite enfrentarnos ante algunas carencias del autor, algo lógico, comprensible y que en modo alguno menoscaba su legado. En ocasiones aparece el Gerardo Diego más ripioso y aquél cuya extrema contención lírica le impide alcanzar más hondos logros poéticos; y a veces nos encontramos ante composiciones que nos mueven a pensar si no hubiera sido precisa una poda más enérgica de su obra.

La edición presentada por Pre-Textos es especialmente cuidada, como lo es la introducción preparada por el catedrático Francisco Javier Díez de Revenga, acreditado conocedor de la Generador del 27. A éste mi enhorabuena por el trabajo realizado y a aquélla (con la valiosa colaboración de la Fundación Gerardo Diego, el Gobierno de Cantabria y el Ayuntamiento de Santander) mi agradecimiento por permitirnos disfrutar de esta magna obra.

Cuando se cumplen ya tres décadas de su fallecimiento, creo que ha llegado el momento de situar a Gerardo Diego en el lugar que se merece dentro de la lírica española del siglo XX. Imposible encontrar nada mejor que esta magnífica edición de su Poesía completa.

———————————————————-

Gerardo Diego. Poesía completa. Pre-Textos.

———————————————————-

David Parra

Especialista en nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones aplicadas al ámbito del periodismo. Ha publicado alrededor de diez libros y más de treinta artículos en revistas científicas. Le gusta leer.