¿Por qué no nos damos un homenaje y disfrutamos de un magnífico aperitivo? Manos a la obra: nuestra sección sobre recetas cincuentópicas se dedica a la elaboración de los boquerones en adobo.

Como de costumbre, damos las gracias de manera expresa a La Montaña Aliños, empresa que colabora en esta sección permitiéndonos utilizar algunas de sus recetas recopiladas durante años. ¡Qué ricos están los productos que podéis ver en su página web!

Esta receta centrada en los boquerones en adobo incorpora para su aliño vinagre de tomillo. Este aliño resulta sumamente idóneo para toda clase de ensaladas y también como acompañante de carnes de caza (por ejemplo, perdices y codornices) o pescados (merluza, rape, bacalao, pulpo, sepia, calamar…). Asimismo es fácil de combinar con diferentes clases de queso (cabra, brie, curado, azul), pimiento rojo, judía verde, espinacas y canónigos, tomate, naranja, patatas, calabacín…

¿Qué ingredientes necesitamos para los boquerones en adobo? Aquí van (para cuatro personas):

  • Un kilo de boquerones limpios
  • Tres cucharadas soperas de aceite de oliva
  • Una copa de vino blanco
  • Dos dientes de ajo prensado
  • Cuatro granos de pimienta
  • Media cuchara de café de pimentón
  • Media cuchara de café de orégano
  • Media cuchara de café de pebrella o tomillo
  • Media cucharada sopera de aliño de tomillo
  • Una cuchara de café de sal
  • Cinco granos de comino
  • Pan rallado

Sin más demora empezamos con el proceso de elaboración de los boquerones en adobo, una receta cuya duración estimada se sitúa en torno a 75 minutos y es fácil de hacer. Aquí van los cinco pasos necesarios:

  1. Preparar el adobo mezclando todos los ingredientes, excepto los boquerones
  2. Macerar los boquerones en el adobo durante una hora
  3. Pasar los boquerones ya adobados por pan rallado
  4. Freír en una freidora o en una sartén con abundante aceite durante un par de minutos (si se prefieren más crujientes, freír durante un minuto más)
  5. Poner los boquerones sobre papel absorbente de cocina para quitar el exceso de aceite

Ya tenemos los boquerones en adobo listos para servir y comer. ¡Buen provecho, cincuentópicos!

Cincuentopía

“Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce”.