Resulta indudable que Rescate por un perro no figura entre lo más conocido de la producción de Patricia Highsmith pero el libro alcanza unos considerables niveles de calidad y mantiene su vigencia casi cinco décadas después de haber sido escrito.

Es difícil decir nada nuevo ya sobre Patricia Highsmith (1921-1995), creadora de uno de los universos narrativos más perturbadores de la literatura del siglo XX. La escritora entró por la puerta grande del olimpo literario con su primera novela, Extraños en un tren, que la catapultó a la fama internacional (además de al reconocimiento por parte de la crítica) gracias a su adaptación para una película dirigida por Alfred Hitchcock.

Rescate por un perro cuenta con un argumento que sorprende desde el comienzo: un matrimonio de mediana edad es acosado por un desconocido mediante cartas insultantes anónimas; un día desaparece el perro de la pareja y acto seguido reciben una petición de rescate por parte de esa misma persona.

De manera gradual, sutil y sin concesión alguna a la lasitud narrativa, Patricia Highsmith va construyendo una poderosa obra sustentada en personajes como el matrimonio compuesto por Edward y Grate Reynolds, el oscuro Kenneth Rowajinski o el novel agente Clarence Duhamell y sus compañeros en el Cuerpo de Policía de Nueva York, entre los que se va tejiendo una compleja red de intereses (a veces coincidentes y en ocasiones enfrentados), donde lo ocultado tiene tanto trascendencia como lo que se subraya de manera explícita.

Encontramos en Rescate por un perro buena parte de los habituales temas de la totalidad de la producción novelística de Patricia Highsmith: la ambigüedad moral, la culpa, la mentira, la corrupción, la desintegración del individuo aplastado por el entorno social que lo rodea, el pesimismo sobre el destino del ser humano, la dificultad de enmendar los errores del pasado, la indefectible incomunicación entre las personas…

Con su ya clásica austeridad narrativa (la escritora cincela en una frase lo que a otros autores les lleva páginas de escritura) Patricia Highsmith conduce al lector hacia una obra cuya maquinaria narrativa funciona con la precisión de un reloj suizo y cuya carcasa formal contribuye a esa singular sensación de opresión que recorre la totalidad de la novela. La consecuencia es que el lector se ve impelido a devorar desde la primera hasta la última página aun siendo consciente del creciente malestar que se apodera de él.

Por todo lo hasta ahora indicado Rescate por un perro es un libro más que recomendable. Se lee con facilidad, entretiene, mueve a la reflexión, provoca la justa indignación, produce algún que otro escalofrío… ¿qué más se puede pedir a una novela?

No sé si habrá algún seguidor de Cincuentopía que no haya leído alguna obra de Patricia Highsmith o que no haya visto alguna de las innumerables películas en las que se ha procedido a la adaptación de sus libros. Si fuera así, desde luego que Rescate por un perro permitirá entra en su universo creativo en unas magníficas condiciones. Sin duda una oportunidad que no debe desaprovecharse.

——————————————————————-

Patricia Highsmith. Rescate por un perro. Anagrama.

——————————————————————-

David Parra

Especialista en nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones aplicadas al ámbito del periodismo. Ha publicado alrededor de diez libros y más de treinta artículos en revistas científicas. Le gusta leer.