Nuestra propuesta de En ruta por se centra en esta ocasión en El Algarve de Portugal, un área geográfica que aúna los aspectos turísticos con algunos rincones tan desconocidos como bellos. Queremos acompañar a los seguidores de Cincuentopia por algunos de estos elementos.

El Algarve es el principal destino de la costa de Portugal desde los años setenta del siglo XX. Sol garantizado, temperatura excelente, playas interesantes y una correcta infraestructura turística explican este proceso. La zona se divide en cinco regiones, con un total de casi 300 kilómetros de litoral: sotavento, que va de Vila Real a Faro; central, de Faro a Portimao, quizá la más conocida y urbanizada; barlovento, desde Lagos a Sagres; vicentina, más expuesta al Atlántico; e interior, que incluye las sierras de Monchique y Caldeirao respectivamente.

En ruta por… El Algarve de Portugal

El famoso arco de Marinha, uno de los símbolos de El Algarve

Desde luego las playas de El Algarve destacan sobremanera. Algunas son tan tranquilas que casi se puede dejar a los niños a solas mientras que otras únicamente son visitadas por surfistas amantes de las emociones fuertes; las hay notablemente urbanizadas aunque también existen las situadas en parajes aislados y con vistas espectaculares. Este enlace puede dar algunas pistas realmente interesantes.

Pero El Algarve no es sólo playas. Toda la zona cuenta con localidades de singular belleza que invitan a recorrer sus calles pintorescas, sus recoletas iglesias, sus comercios con sorprendentes productos. Faro (con su catedral y su espectacular casco antiguo), Tavira (más de treinta iglesias en unos pocos kilómetros cuadrados), Olhao (y su poderoso puerto y su industria conservera que quizá conoció mejores momentos), Vila Real de San António (sede de un castillo del siglo XIII)…

En una línea un tanto distinta se sitúan Albufeira, Lagos y Portimao, quizá los tres puntos más populosos y masificados de El Algarve aunque no exentos de encanto (así lo ponen de manifiesto sus callejuelas y edificios religiosos de toda índole). Eso sí, la animación está asegurada a todas horas con toda clase de posibilidades para los turistas más inquietos y pertinaces.

En ruta por… El Algarve de Portugal

Vista del San Lorenzo Golf Club, uno de los mejores campos en El Algarve

En estos últimos años El Algarve ha potenciado también el turismo de golf. Los amantes de este deporte tienen a su disposición algunos de los campos más espectaculares de toda Europa, según indican los especialistas en la materia. Y también cuenta con algunas escuelas de golf muy reconocidas a escala internacional. Aquí va una relación con los campos de golf más destacados, que cada cual elija el que más se adapte a sus necesidades o posibilidades.

En ruta por… El Algarve de Portugal

El Algarve cuenta con casi 300 kilómetros de litoral costero

Llegamos hasta Sagres, en el extremo más occidental de El Algarve. Vemos la costa escarpada, escuchamos el viento en constante movimiento a lo largo de su impresionante fortaleza y alcanzamos el cabo de San Vicente, el punto más suroccidental de toda Europa, un lugar ya venerado desde la época de los fenicios y cuyas edificaciones eran las últimas que veían los navegantes antes de adentrarse en el mar tan fiero como desconocido.

Un aspecto común a todas las localidades de El Algarve es lo bien (y abundante) que se come en sus innumerables restaurantes, tascas y posadas. Mariscos de toda índole, pescados de bajura, carnes a la parrilla… conforman una extensa gama de placeres a la que resulta difícil resistirse. Y tampoco hay que dejar de lado las excelencias de sus vinos (muy agradables al paladar los blancos) y licores (sobre todo las variedades de medronho).

https://s-media-cache-ak0.pinimg.com/originals/b4/98/06/b4980667a1bf4be6deeee8369ff9446e.jpg

Vista aérea de Monchique, en el interior de El Algarve

Pero todavía hay un Algarve más desconocido, mucho menos explotado por el turismo. Es El Algarve del Parque Natural de Ria Formosa, el de Monchique en mitad de un denso bosque, el de Alcoutim y sus pequeños museos temáticos. ¡Qué placer contemplar tantas maravillas con toda la calma del mundo, sin agobios ni apresuramientos!

Y un último apunte: ¿quién puede decir que no a un crucero fluvial por el río Arade entre Portimao y Silves o a una senda ecologista por la Vía Algarviana (80 kilómetros de caminos) o a una ruta en bicicleta en paralelo a la ribera del Guadiana?

Sabemos que nos dejamos unos cuantos lugares por mencionar: Loulé y su tradición artesanal, Carvoeiro, la histórica Silves, la sorprendente Aljezur… y tantas otras. Las posibilidades de El Algarve son muy abundantes. Por eso, recomendamos distintas páginas web con información complementaria sobre la zona y sus alojamientos, restaurantes y recorridos adicionales: Visit Portugal, Guía de Viaje o Voy al Algarve, entre otras.

En el canal de VisitAlgarve en YouTube se pueden ver múltiples vídeos sobre numerosas facetas de El Algarve. De todos ellos creemos que éste recoge muy bien el espíritu de todo lo que hemos indicado hasta este momento.

Cincuentopía

“Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce”.