Hace tiempo que no hacemos En ruta por… Hoy proponemos una incursión por Sierra Bermeja, un precioso paraje natural ubicado en la provincia de Málaga, muy cerca de dos lugares emblemáticos para el turismo como son Estepona y la Sierra de Ronda. ¡Nos vamos de viaje, cincuentópicos!

Son muchas las razones para recorrer Sierra Bermeja. Su singular vegetación, la sorprendente fauna, los minerales de toda índole dispersos por doquier, su belleza allá por donde se mire…

Sierra Bermeja se sitúa en un afloramiento de roca volcánica, circunstancia que marca su singularidad. Desde su punto más alto, el conocido como Cerro Abanto con más de 1.500 metros de altitud, podemos contemplar una formidable amalgama de rocas de color rojo, ricas en mineral de hierro, que dan nombre a la zona. Nos dicen que es el mayor que hay en todo el mundo, nosotros no estamos en condiciones de afirmarlo ni de desmentirlo, únicamente de referirlo a los seguidores de Cincuentopía. Eso sí, ¡qué maravilla andar por un terreno tan sinuoso como poco hollado por el trasiego humano y sentir un viento suave, fresco, puro y de una humedad sutil!

En ruta por... Sierra Bermeja

El pinsapo de Sierra Bermeja es una reliquia del terciario que nos recuerda cómo eran estos bosques hace miles de años

La vertiente noroccidental de Sierra Bermeja alberga una joya botánica de primer nivel: se trata del pinsapo, una reliquia del terciario que nos recuerda cómo eran estos bosques hace miles de años y cuya sombra es de una densidad casi material. En derredor de los pinsapos hallamos helechos y alguna que otra laureola. Bien distinta es la parte suroriental, más expuesta al sol, dominada por pinos, encinas, alcornoques y quejigos (una especie de roble) rodeados de majuelos, jaras y tojos, entre otros matorrales.

Tampoco perdamos de vista la existencia de algunas plantas endémicas, aunque para su localización quizá requiramos ayuda ajena de algún buen conocedor del terreno: la centaura, de notables propiedades medicinales, e incluso una planta carnívora como es la drosera.

Según recorremos los caminos y senderos de Sierra Bermeja salen a nuestro encuentro la siempre curiosa y vivaz ardilla y acaso, con suerte, podamos divisar de lejos algún elegante corzo. De vez en cuando alguna águila ratonera cruza el cielo en busca de una presa (generalmente roedores o un pequeño mamífero). Y si tuviéramos visión nocturna seguro que podríamos ver las andanzas de los múltiples búhos que pululan por la zona.

En ruta por... Sierra Bermeja

Los numerosos ríos de Sierra Bermeja albergan una extensa fauna piscícola: barbos, peces fraile, bordallos…

Sierra Bermeja cuenta con multitud de pequeños ríos que desembocan en el mar Mediterráneo. Las aguas del Verde, el Guadaiza, el Guadalmina, el Guadalmansa, el Castor o el Padrón son testigo del navegar de barbos, peces fraile, bordallos, anguilas… Y muy cerca de sus cauces algún sapillo meridional o alguna salamandra bética descansan apaciblemente al sol. Sabemos también de la existencia de nutrias pero resulta casi imposible verlas (aunque la imaginación del viajero siempre hace maravillas).

Desde 1989 la zona conocida como El Pinsapar de Los Reales (o Los Reales de Sierra Bermeja), una extensión de algo más de 1.200 hectáreas, tiene el reconocimiento de Parque Natural. Entre sus encantos, una curiosidad: la herencia árabe del casco histórico de Casares.

¿Conocías Sierra Bermeja? ¿Tienes algún rincón favorito de este encantador lugar? ¿Quieres compartir con Cincuentopía alguna anécdota?

Cincuentopía

“Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce”.