De vez en cuando en Cincuentopía apostamos por la tecnología. Hoy, en concreto, hablamos de telefonía IP. ¿En qué consiste? ¿Cuándo se desarrolló? ¿Cuáles son sus ventajas para los usuarios? Vamos a tratar de responder a estas cuestiones de la forma más sencilla y clara posible.

La telefonía IP es una tecnología que permite integrar en un mismo sistema las comunicaciones de voz y datos. A través de una infraestructura única, que los especialistas identifican con la noción de voz sobre IP o VoIP, el usuario puede hablar por teléfono y acceder a toda clase de datos o a contenidos multimedia en Internet, entre otras posibilidades.

Por consiguiente, cuando se alude a esta nueva tecnología nos referimos a centralitas telefónicas, teléfonos fijos e inalámbricos, centralistas virtuales y otros elementos cuya correcta integración permite el perfecto funcionamiento del sistema. ¿Os suena el tema, cincuentópicos?

Como tal innovación la telefonía IP comenzó a gestarse en los años noventa aunque no ha sido hasta ya bien entrado el siglo XXI cuando su uso se ha generalizado, no sólo entre usuarios profesionales sino incluso también entre particulares. Además de la universalización del servicio Internet, la mejora de la calidad de la voz, el aspecto tradicionalmente más criticado, ha sido determinante para esta significativa expansión.

Más allá de consideraciones técnicas lo verdaderamente relevante de la telefonía IP son las grandes ventajas que ofrece para los usuarios respecto a los sistemas telefónicos convencionales. Quizá las más significativas sean el ahorro de costes que supone y su superior versatilidad. Además, hoy en día la mayoría de teléfonos IP disponen de funciones avanzadas sumamente útiles: buzón de voz, desvío de llamadas, posibilidad de mantener varias conversaciones simultáneas, transferencia de la llamada a otro terminal, respuesta de voz interactiva (IVR), distribución automática de llamadas (ACD) o integración con el sistema informático (CTI), entre otras muchas.

La práctica totalidad de los grandes fabricantes cuenta con productos de telefonía IP entre sus soluciones de comunicación. Uno de los más destacados es Grandstream, una empresa de origen estadounidense fundada hace apenas una década pero que en muy poco tiempo ha alcanzado una posición de suma notoriedad en el mercado. El elemento que diferencia a esta compañía es su capacidad para diseñar y fabricar una gama de modelos muy amplia, que cubren desde las necesidades de las pymes hasta los requerimientos que puede tener una gran multinacional.

Por todo ello, cuando está a punto de cumplirse un cuarto de siglo desde su desarrollo inicial, la telefonía IP continúa mostrando unas excelentes perspectivas de crecimiento. Todo hace prever que a corto y medio plazo aparecerán nuevos teléfonos y centralitas telefónicas que seguirán mejorando las prestaciones que esta tecnología proporciona a los usuarios.

Para más información sobre las ventajas de la telefonía IP nuestro consejo para los seguidores de Cincuentopía es que pregunten en el especialista TEAM Equipalia, que cuenta con una larga experiencia en esta clase de tecnología.

Cincuentopía

“Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce”.