Desde hace meses venimos recibiendo peticiones para que dediquemos algunos de los contenidos de Cincuentopía a la zarzuela. Y hace unas cuantas semanas nuestro colaborador Santiago Martínez Arias escribió un artículo titulado “Pianista frustrado en la Zarzuela” donde se sumaba a dicha reivindicación. Dicho y hecho, a partir de ahora de cuando en cuando nos centraremos en esta temática. Y, a sugerencia del propio Santiago, comenzamos esta serie con la zarzuela La tabernera del puerto.

La tabernera del puerto es una zarzuela compuesta por Pablo Sorozábal, con libreto de Federico Romero Sarachaga y Guillermo Fernández-Shaw Iturralde. Fue estrenada en 1936 en el teatro Tívoli de Barcelona.

La zarzuela consta de tres actos a lo largo de los cuales se narran las aventuras y desventuras de Mariola, Leandro y Juan de Eguía, entre otros muchos personajes. Amores, intrigas, culpabilidades, parentescos ocultos, enemistades subterráneas conforman la trama argumental de La tabernera del puerto que tenía un aspecto escabroso: una referencia explícita al tráfico y contrabando de cocaína que acaso hoy nos llame notablemente la atención.

Veamos aquí uno de los momentos más conocidos de La tabernera del puerto: la romanza de Leandro, a la que en muchas ocasiones simplemente denominamos la del “No puede ser”, cantada por un impresionante Plácido Domingo.

Incluimos para los seguidores de Cincuentopía este programa del teatro de La Zarzuela con información adicional sobre La tabernera del puerto. Y para quienes deseen verla en su totalidad, aquí va este otro enlace, correspondiente a una grabación efectuada en Las Palmas de Gran Canaria.

Cincuentopía

“Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce”.