Abril. Historia de un amor es un delicioso cuento largo de Joseph Roth. Se trata de una de sus primeras obras (creo que con anterioridad únicamente había publicado la novela por entrega La tela de araña, la muy conocida Hotel Savoy y la extremadamente sórdida La rebelión) aunque ya proporciona significativas pruebas de su inmenso talento y sensibilidad.

Joseph Roth (1894-1939) forma parte de esa excelsa generación de narradores, a la que hemos aludido con anterioridad en Cincuentopía, nacida bajo el Imperio Austrohúngaro y que desarrolla su actividad literaria durante el periodo de entreguerras del siglo XX, junto a nombres de la talla de Heimito von Doderer, Robert Musil, Stefan Zweig…

Abril Historia de un amor contiene buena parte de los temas habitualmente presentes en el universo literario de Joseph Roth: las siempre complicadas relaciones entre los seres humanos fraguadas entre equívocos e indecisiones, la huida como fórmula magistral (aunque ineficaz) para solucionar conflictos y adversidades, el desarraigo vital y moral, cierta tendencia al sentimentalismo en el sentido más puro del término, la acendrada incapacidad para afrontar la realidad…

Joseph Roth escribió este relato corto cuando todavía no había cumplido treinta años. Sin embargo ya nos muestra de manera sobrada su notable capacidad para recrear ambientes tan inertes como fascinantes, además de sus sobresalientes dotes para diseccionar las pasiones humanas con una sobriedad y una exquisitez que superan las barreras culturales o ideológicas.

En menos de cincuenta páginas Abril. Historia de un amor deja descripciones de una belleza que emociona y sobrecoge a un tiempo: “manos delgadas y fuertes aunque tímidas, siempre pensé que se sonrojaban”, “amaba a las mujeres cuya bondad fluye una y otra vez hacia la superficie como una fuente enterrada”, “la liviana flexibilidad de las fuerzas naturales”…

La vida no fue amable con Joseph Roth. En su juventud contempló el súbito desmoronamiento del gran Imperio Austrohúngaro, al que había servido durante la Primera Guerra Mundial. Posteriormente su matrimonio fue de lo más infeliz (su esposa acabó en una institución mental), sus dificultades económicas constantes (la correspondencia con Stefan Zweig recogidas en Cartas (1911-1939) constituye un magnífico ejemplo para conocerlas de primera mano) y poco a poco fue adentrándose en una espiral de notable consumo de alcohol. Y conforme fue entrando en la madurez tuvo la infausta ocasión de padecer en sus carnes el proceso de progresiva represión y expolio al que fueron sometidos los judíos (él lo era por parte de padre y madre).

Muy posiblemente su fallecimiento apenas tres meses antes del comienzo de la Segunda Guerra Mundial le evitó ser internado en un campo de concentración, como le sucedió a buena parte de su familia que resultó exterminada (su esposa fue también asesinada, en este caso mediante la aplicación de las leyes eugenésicas que se emplearon contra los enfermos mentales) o a otros ilustres colegas de letras.

Una parte significativa de la obra de Joseph Roth en castellano ha sido editada por Acantilado. Títulos como Zipper y su padre, Judíos errantes, Tarabas, La Cripta de los Capuchinos… conforman la producción de un escritor excepcional. Disfrutemos de ella de la misma manera que hemos tenido la suerte de leer este precioso cuento.

—————————————————————

Joseph Roth. Abril. Historia de un amor. Acantilado.

—————————————————————

 

David Parra

Especialista en nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones aplicadas al ámbito del periodismo. Ha publicado alrededor de diez libros y más de treinta artículos en revistas científicas. Le gusta leer.