Alphonse Mucha: el artista estajanovista (foto de artefixus21)

Alphonse Mucha nació en 1860 en la ciudad de Ivancice (en aquel momento perteneciente al Imperio Austrohúngaro, luego a Checoslovaquia y en la actualidad a la República Checa).

Desde sus comienzos se sintió muy atraído por diversos tipos de artes, incluyendo el canto y, por supuesto, el dibujo. Su formación se produjo fundamentalmente en Brno, Viena, Munich y París. La exuberancia, el gusto por el detalle, la apuesta por el colorido, las reminiscencias orientales y bizantinas, la estilización de la figura femenina… son algunas de las características más destacadas de su obra.

Uno de los aspectos que más llama la atención de Alphonse Mucha es lo extraordinariamente prolífico que fue como artista, más allá de cuadros y dibujos. Considerado uno de los abanderados del estilo conocido como Art Nouveau, a caballo entre finales del siglo XIX y comienzos del XX, fue un excelente dibujante de carteles y un gran ilustrador de revistas y anuncios publicitarios. Asimismo cuenta con una obra como muralista que resulta especialmente interesante y fue creador de numerosas escenografías y vestuarios teatrales.

Vidriera de Alphonse Mucha (foto de A. Currell)

Por si todo esto fuera poco, Alphonse Mucha también diseñó una serie de alhajas realizadas por el famoso joyero parisino Georges Fouquet y, tras la declaración de independencia de Checoslovaquia a la conclusión de la Primera Guerra Mundial, se centró en la estampación de sellos, billetes de banco y otros documentos públicos para la nueva nación.

Alphonse Mucha dedicó buena parte de sus últimos años a la creación de pinturas que describieran la historia de su país. Tras invadir las tropas alemanas Checoslovaquia fue detenido y sometido a un intenso interrogatorio del que, dado lo avanzado de su edad, no pudo ya recuperarse. El 14 de julio de 1939 fallecía como consecuencia de una pulmonía.

Su gran capacidad de producción ha permitido la periódica y sistemática organización de exposiciones sobre su legado artístico que recorren todo el mundo. La Fundación Mucha lleva a cabo una intensa actividad para que dicho legado no caiga en el olvido. La Obra Social de la Fundación La Caixa trajo a España un extensa muestra de su obra, bajo el título ‘Alphonse Mucha: seducción, modernidad y utopía’, que pudo ser contemplada durante 2008 y 2009 en distintas ciudades.

Si estás interesado en su pintura, te recomendamos este vídeo del canal en YouTube de Giorgio Giordano.

Mucha fue un espíritu inquieto. Además de estar muy interesado por los temas esotéricos estuvo ligado a distintas organizaciones iniciáticas, incluyendo la masonería donde llegó a alcanzar el grado 33 del rito escocés antiguo y aceptado.

Alphonse Mucha fue un artista polifacético (foto de sofi01)

Pasear hoy por las estancias y salas del Mucha Museum es uno de los mayores placeres que puede tener el turista que visita Praga. Cuadros, dibujos, carteles, litografías… salen a nuestro encuentro y parecen hablarnos con entusiasmo y admiración sobre la personalidad de su creador.