Comparte

En una semana en la que de lo que más se habla es de fútbol, me he puesto a recordar los grande equipos que he visto y que recuerdo. Y el primero que me viene a la memoria es Brasil mundial 82.

Hay veces que el arte no conoce de triunfos. Como dice E.J. Rodríguez en su maravilloso artículo Brasil 82: el fútbol que cayó del cielo,

 Imaginemos ahora un equipo que era como uno de aquellos grupos de jazz en los que no había partitura —o a la partitura no se le hacía caso— y en donde cada instrumentista era un virtuoso con tendencia a inventar sus propias melodías, hasta el punto de que ni ellos mismos sabían qué música iban a estar tocando unos pocos compases después. Un equipo que era como el “be-bop” del fútbol, al que resultaba casi imposible frenar porque resultaba casi imposible prever

 

Un tiempo en que Zico, Sócrates, Falcao, Eder, Cerezo, Leandro y Junior jugaron juntos… dirigidos por el mítico Tele Santana

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies