La canción del verano forma parte inequívoca de la mezcla entre verano y vacaciones. Una combinación gloriosa que, pese a situarnos ya a comienzos del mes de noviembre, todavía esté presente en las mentes de los seguidores de Cincuentopía.

La canción del verano es ese tema que sonaba a todas horas durante los largos estíos de nuestra infancia y nuestra juventud y que en realidad ha seguido prolongándose hasta el día de hoy, lo que ocurre es que nuestros veranos son sensiblemente más cortos.

No hay nada estipulado para determinar cuáles han de ser los parámetros de la misma. No obstante, toda canción del verano que se precie debe contar con un estribillo fácil de aprender y una melodía tan pegadiza que sea difícil de olvidar. Con el transcurso del tiempo y la popularización de la televisión, otro factor a tener en cuenta era que dispusiera de un baile sencillo de realizar (en este sentido un artista como Georgie Dann era insuperable).

Se trata de un fenómeno internacional. Nos lo encontramos en cualquier país, casi siempre como sinónimo de fiesta, playa, celebración y alegrías para el cuerpo de la más variada naturaleza. La consolidación de internet en un primer momento y de las redes sociales con posterioridad, ha ido modificando la noción de canción del verano. Ahora también debe ser un tema capaz de distribuirse con eficacia en el entorno online.

Elijamos tres de estos temas paradigmáticos. El primero de ellos es Eva María se fue del grupo Fórmula V, un memorable éxito durante el verano de 1973 que no sólo fue el número uno de los más vendidos durante cinco semanas sino que alcanzó el liderazgo de distintos rankings y clasificaciones. Se estima que se vendieron más de un millón de singles del tema. Fórmula V es un grupo de origen madrileño. Creado a finales de los sesenta, aunque le costó un tanto entrar por la senda del éxito cuando lo consiguieron resultaron imparables durante más de un lustro, encadenando éxito tras éxito con temas como Busca un amor, En la fiesta de Blas, Cuéntame o Carolina, entre otros muchos.

Un segundo hito es el de Sappore di sale, escrita y grabada en 1963 por Gino Paoli, con arreglos de Ennio Morricone. En su momento Paoli declaró haber compuesto la canción para la actriz Stefania Sandreli, su pareja por aquel entonces. El tema fue un éxito mundial. Todavía a fecha de hoy está considerado como un verdadero himno al turismo de sol y playa producto del milagro económico italiano tras las penurias de la posguerra.

Y la tercera canción del verano es Un rayo de sol del grupo Los Diablos. Compuesta en 1969 y lanzada en 1970, el single llegó a vender más de medio millón de copias de una tacada y estuvo en las listas de los más vendidos durante 28 semanas. Los Diablos era un grupo cuyo origen radicaba en Hospitalet de Llobregat a mediados de los años sesenta, inicialmente llamado Los Diablillos y cuyo nombre definitivo no se consolidó hasta 1968. A lo largo de los siguientes años fueron encadenando éxito tras éxito durante los veranos. Algunas de sus famosísimas canciones fueron Fin de semana, Acalorado, Oh oh July o Niña de papá.

Los interesados en este fenómeno pueden encontrar información adicional en este podcast de Qué hay de tu vida, el programa que se emite en Radio Cincuentopía de forma semanal. “Qué hay de tu vida” es un programa elaborado por el equipo de Viva Voz para Cincuentopía.

Cincuentopía

«Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce».