Comparte

If you leave me now, el inmortal tema de Chicago lanzado al mercado en 1976, se incorpora a la sección de Canciones cincuentópicas de este cibermedio.

El tema fue un tremendo bombazo. Escrita y cantada por el bajista del grupo, Peter Cetera, fue lanzada como sencillo en julio de 1976. Como curiosidad, la cara be de este single era otra balada pop también compuesta por Peter Cetera y llamada “Mama mama”.

If you leave me now fue un número uno de los que hacen época. La canción alcanzó el número uno de las principales listas de Estados Unidos; y luego comenzó a dar la vuelta al mundo aupándose también con el número uno en muchos otros países, incluyendo España. Además del gran éxito de público, ganó dos premios Grammy: uno por el mejor arreglo instrumental y un segundo por la mejor interpretación.

En sus orígenes Chicago era una banda de rock creada en 1967 esta misma ciudad. Comenzó a experimentar con una mezcla entre blues, jazz y rock progresivo y poco a poco se fue haciendo un hueco en el panorama discográfico de Estados Unidos. Es a mediados de los años setenta cuando consiguen sus mayores éxitos y desde entonces, con ciertos altibajos y numerosos cambios en sus filas, han continuado en el sector.

De hecho, hoy en día Chicago sigue al pie del cañón aunque con una formación bien distinta de la de sus primeros tiempos. Una curiosidad es que en muchas ocasiones la banda titulaba sus distintos álbumes con un número. Empezaron con Chicago dos y de momento van por Chicago 36.

If you leave me now ha sido una canción muy versionada por parte de artistas de los cinco continentes y en estilos de la más variada índole que incluyen hasta la bossa nova. Si quieres conocer más sobre esta canción, te recomendamos que escuches este podcast de Qué hay de tu vida, el programa que se emite en Radio Cincuentopía de forma semanal. “Qué hay de tu vida” es un programa elaborado por el equipo de Viva Voz para Cincuentopía.

Otros temas que han sido publicados en la sección dedicada a Canciones cincuentópicas son:

Cincuentopía

«Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce».