El Museo Reina Sofía de Madrid dedica una exposición a la artista Ceija Stojka que se desarrolla durante los días 22 de noviembre de 2019 al 23 de marzo de 2020.

Bajo el título «Ceija Stojka. Esto ha pasado» la muestra presenta la producción pictórica de esta singular artista, cuya familia fue detenida en marzo de 1943 y deportada a Auschwitz donde se le destinó a la sección B-II-e, conocida como el “Campo de las familias gitanas”.

Ceija Stojka (1933-2013) es una artista austriaco-romaní que sobrevivió durante la Segunda Guerra Mundial a tres campos de concentración y dio cuenta de su experiencia cuarenta años más tarde, entre 1988 y 2012, cuando emprendió un intenso ejercicio de memoria mediante la escritura, el dibujo y la pintura.

La exposición del Museo Reina Sofía de Madrid ofrece un recorrido por el conjunto del corpus artístico de esta prolífica y autodidacta creadora organizado a través de una serie de secciones temáticas que permiten reconstruir las distintas situaciones que afrontó.

Comisariada por Paula Aisemberg, Noëlig Le Roux y Xavier Marchand, la muestra sienta las bases para una mejor comprensión del universo creativo de Ceija Stojka, al tiempo que subraya facetas que tienen que ver con el valor del testimonio y la figura del testigo, con su fragilidad y afectación, como recursos esenciales para comprender cualquier hecho histórico en su complejidad, incluso aquellos que por su atrocidad se antojan inimaginables.

También conocido como el Museo Reina Sofía, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid se dedica al arte de finales del siglo XIX y del siglo XX. Tanto las exposiciones temporales de las cuales Cincuentopía viene dando cumplida información, como la permanente del Museo Reina Sofía son uno de los lugares más visitados de Madrid. ¿Por qué no planificar tu visita y adecuarla a tus necesidades y preferencias?

Estas son las exposiciones temporales de las que hemos informado hasta la fecha:

Cincuentopía

«Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce».