CONTARDESTACADOS
85
0

Celebración del V Centenario de Santa Teresa. Los Caminos Teresianos

V Centenario de Santa Teresa. Los Caminos Teresianos

Caminos TeresianosHace unos meses  Cincuentopía  se hizo eco de la celebración del  V Centenario de Santa Teresa. Los Caminos Teresianos invitan a nuevas miradas.

Esta conmemoración invita a dirigir nuestra atención a la personalidad y la obra de esta figura histórica.  Para el fraile carmelita Teófanes Egido,  profesor de Historia Moderna de la Universidad de Valladolid y especializado en la figura de Santa Teresa –descubridor de su linaje judeo-converso-, uno de sus legados es haber posibilitado los caminos de oración, gracias a su empeño «para que todo el mundo tuviese ese derecho a orar en la forma teresiana, como dice ella, rezando con un Dios amigo, no el lejano o abstracto». «Ese Dios Amigo es la gran novedad de Santa Teresa, esa relación de amistad».

Los caminos de oración tuvieron un discurrir paralelo en los caminos por los que santa Teresa dejó su huella cuando emprendió la aventura de la fundación  Su huella abarca desde Ávila, su ciudad natal, sigue por Medina del Campo, Malagón , Valladolid, Toledo, Pastrana, Salamanca,  Segovia, Beas de Segura, Sevilla, Caravaca de la Cruz, Villanueva de la Jara, Palencia, Soria, Granada, Burgos hasta Alba de Tormes, lugar en que falleció el 4 de octubre de 1.582.

La iniciativa Caminos Teresianos ha establecido una serie de rutas entre las distintas poblaciones que visitó y ofrece información y recursos a quienes quieran recorrer estos caminos a paso de peregrino: andando, a caballo o en bicicleta.

ÁvilaLa ruta principal, que une Ávila y Alba de Tormes, los dos lugares teresianos más importantes,  recibe el nombre “De la Cuna al Sepulcro”, pasando por otros importantes lugares teresianos y sanjuanistas:  Gotarrendura-Pequeña localidad abulense que reivindica ser el verdadero lugar de nacimiento de la santa-, Fontiveros -La población natal del escritor y poeta místico San Juan de la Cruz-,  Duruelo – El 28 de noviembre de 1568 se establece en esta localidad la primera comunidad de Carmelitas Descalzos, naciendo así la rama masculina del Carmelo Teresiano- y Mancera –De Duruelo se trasladó a Mancera la primera fundación de frailes-.

La magnífica serie de RTVE Teresa de Jesús recoge el encuentro entre Santa Teresa y San Juan de la Cruz.

– De Salamanca a Alba de Tormes. Una ruta breve -26 km.- entre la ciudad estudiantil que Santa Teresa de Jesús visitó varias veces y donde realizó su séptima fundación en 1570, y la Villa Ducal donde fundó su octavo convento en 1571, al que volvió en otoño de 1582, enferma de muerte.

Alba de TormesÁvila – Medina del Campo y Valladolid – Palencia. Esta ruta que une varias fundaciones teresianas transcurre sobre el trazado de un tramo de la ruta del Sudeste del  Camino de Santiago que une Ávila y Medina, y del Canal de Castilla, que une Valladolid y Palencia.

 Malagón – Toledo y Toledo – Ávila. Toledo acogió la quinta fundación Teresiana, inaugurada el 14 de mayo de 1569. En este convento, en 1577, comenzó Santa Teresa de Jesús a escribir un tratado de oración, el Castillo Interior, también conocido como Las Moradas.  Y a finales de ese mismo año llega San Juan de la Cruz a Toledo, para vivir una prisión de 9 meses, de la que escapa en la madrugada del 15 de agosto de 1578, con los primeros versos del Cántico Espiritual, obra cumbre de la poesía y la espiritualidad.

En Malagón, inauguró su tercera fundación el 22 de abril de 1568. Es la única fundación teresiana construida de nueva planta, y por tanto, diseñada totalmente por Santa Teresa.

Facsímil del Libro de las FundacionesEn Las Fundaciones, una crónica de caminos y lugares, Santa Teresa relata la hazaña de la reforma de la Orden del  Carmelo y la consiguiente fundación de varios monasterios por toda España. Ante tamaña empresa, la Santa nunca pierde el ánimo. En un viaje en el duro invierno a Burgos, pasando frío y sufriendo la lluvia y el barro de los caminos, se encuentra con una hostilidad inesperada para fundar. Corría el año 1580, tenía por tanto 65 años y acababa de pasar un mal viaje, no de horas, como los de ahora, sino de días. Su relato se vuelve entonces oración, como tantas veces: “¡Oh Señor mío, qué cierto es a quien os hace algún servicio pagar luego con un gran trabajo!, ¡Y qué precio tan precioso para los que de veras os aman, si luego se nos diese a entender su valor!” –Fundaciones 31,22-.

La elección de las ubicaciones no fue casual, porque el carácter comunicador de Santa Teresa –en palabras del profesor Teófanes Egido, «no admitía fundaciones de sus conventos en lugares mal comunicados».  La distancia geográfica entre los monasterios fue salvada con abundante correspondencia epistolar como la que mantuvo Teresa de Jesús – 62 cartas- con María de San José (Salazar), priora del convento de Sevilla, la cual da testimonio de una prolongada relación de amistad entre estas dos mujeres y que las cartas desde su misma materialidad, sirvieron para salvar la distancia física. Teresa hizo realidad la máxima «Procure ser amada para ser obedecida», creando lazos con sus monjas a lo largo de la geografía, para formar una red de monasterios unidos por vínculos de afecto que llevaran adelante su proyecto reformador.  Tal fue la ponencia de María José Pérez González, en el V Congreso Teresiano Internacional celebrado el pasado septiembre en Ávila bajo la organización del Centro Internacional de Estudios Místicos (Cites)-Universidad de la Mística.

A las principales etapas de esta ingente labor fundacional, Cincuentopía dedicará sucesivas entradas.

 

 

 

Tags: CONTAR, DESTACADOS

Artículos similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar