ARTISTEARDESTACADOS
279
2 comentarios

Claire Bretécher, la primera mujer humorista gráfica europea

La humorista gráfica Claire Bretecher

Inédits Claire BretécherQue el aprendizaje de un idioma es una puerta a su cultura es una verdad irrefutable. De este modo, conocí la obra de la ilustradora francesa Claire Bretécher, referente para cualquier mujer humorista gráfica. Dotada de un humor satírico agudo, ha retratado con aguda perspicacia, ironía y un dibujo excelente a la sociedad moderna.

Nacida en Nantes, trabajó como profesora de arte durante varios meses, antes de dedicarse profesionalmente a la ilustración. Su carrera despegó cuando en 1963 ilustró una historia de René Goscinny  llamada El Factor Rhesus en la revista L´Os de Moelle.. En 1968 desarrolló para Record la serie cómica Claire et Pétronille y Baratine et Molgaga. En 1965 y 1966, trabajó para la revista Tintín con la serie Hector.

Les naufragésEntre 1967 a 1971, trabajó para la revista Spirou con series como Les Gnan-Gnan, destinadas al público infantil, Les Naufragés  -con guiones de Raoul Cauvin-, Robin des Foies . Más tarde, en 1977 publicó Fernand l’Orphelin en la sección del Trombone Illustré, que previamente había sido publicado en colaboración con Yvan Delporte , en la revista holandesa Pep, como Alfred de Wees.

CelluliteA  partir de 1969, se convirtió en colaboradora habitual de la revista Pilote. Para dicha publicación, entre 1969 y 1977, creó Cellulitis, la antiheroina de los pies grandes a la que no le interesaba el matrimonio, en la que satirizaba los excesos del feminismo. DE 1971 a 1974 en la revista Salades de Saison comenzó la publicación de la serie de gags con el título de Les Frustrés, en las que se ríe de la modernidad, el psicoanálisis, los intelectuales … Paralelamente, con la intención de abundar en la temática cómics para adultos, la humorista gráfica Bretécher fundó la revista satírica L’Écho des Savanes junto con los reconocidos Gotlib y Nikita Mandryka en 1972.

Les FrustrésBretécher dejó el equipo editorial de esta revista después de sólo un año de su creación, para publicar su serie Les Frustrés en Le Nouvel Observateur. En palabras del editor de la revista, Jean Daniel, sobre la línea política que mejor representaba a Le Nouvel Observater, éste responde que es la página de Claire era la que mejor representaba la línea política de la revista, porque en esos tiempos de cambio muchos nos sentimos frustrados de no poder vivir de acuerdo con las ideas que preconizamos.

En el análisis que realiza María Antonia Díaz Balda, en su estudio La imagen de la mujer en el cómic: Cómic feminista, cómic futurista y de ciencia-ficción, se hace mención acerca del Movimiento feminista organizado (Mouvement de Liberation des Femmes, MLF) que la humorista gráfica Bretécher retrata sus viñetas. Dibuja a las militantes haciendo campaña política en medio de la indiferencia de otras muchas mujeres; ironiza con las contradicciones que esa ideología implicaba en sus vidas; analiza a las militantes con su aguda sensibilidad crítica: las relaciones entre ellas, con sus amigas, con sus madres, con sus hombres, sus hijas, etc. Por ejemplo, en La moitié du Citron en Les Frustrés 2, una mujer dice que está empezando a comprender a las feministas, se queja del ser machista y explotador que vive con ella, y en la última viñeta descubrimos que quien vive con ella es en realidad otra mujer, quien, además, al llegar a casa pregunta :¿Qué se cena?

Teresa de ÁvilaEn 1973 aparece Le Bolot Occidental, una parodia ecológica.  En 1980 publica un comic  sobre La vida apasionada de santa Teresa de Avila , proyecto iconoclasta en el que se propuso subrayar, de manera paródica y hasta burlesca, las contradicciones, los puntos flacos disimulados por una imagen demasiado idealizada de la santa mística. Causó un revuelo enorme que trascendió fronteras y ha sido hasta objeto de estudios como el de Isabelle Touton.

AgripinneEn 1980, publicó Las Madres. En 1982, El Destino de Monique y en 1984, Doctor Ventosa, Bobólogo.

En 1988, lanzó la serie Agripine,  en la que abordaba los dilemas existenciales y preocupaciones adolescente inútiles, que se derivan de la sociedad de consumo. Después de la autopublicación de cuatro libros entre 1988 y 1995, lanzó tres libros más  entre 1998 y 2004. En1998 inició la publicación llamada Agrippine et Zonzon, l’ancêtre, donde narra la relación entre cuatro generaciones de mujeres rodeando a Zonzon , una abuela narcisista y despótica de 95 años.

Después de retirarse del cómic, la humorista gráfica Claire Bretécher ha trabajado en publicidad y sigue en activo como pintora. Recientemente, Claire Bretécher ha sido víctima de un rumor propagado en internet acerca de su fallecimiento.

Con su habitual lucidez,  en un reportaje publicado por FECO Argentina, se incluyen unas declaraciones que hizo sobre la vejez: Envejecer te da una libertad formidable. Eso, si uno no tiene grandes problemas de salud, claro. Yo siempre estuve un poco achacosa, por eso estoy habituada. Las cosas que nos hacen felices no son las que nos cuentan como fórmulas de éxito : ni los romances, ni la eficacia, ni la belleza. Pamplinas : las revistas están sólo llenas de consejos para adelgazar. En lo que a mi concierne, será la edad la que deberá adaptarse a mí, no al revés.

 

Claire Bretécher

 

 

 

Tags: ARTISTEAR, DESTACADOS

Artículos similares

2 comentarios. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar