Conchita Supervía: una gran voz de la lírica españolaConchita Supervía (1895-1936) fue una formidable mezzosoprano lírica española que actuó de manera habitual en los más prestigiosos escenarios internacionales durante el periodo 1916-1935. A lo largo de esos veinte años su voz se escuchó en la Scala de Milán, la Gran Ópera de París, el Convent Garden de Londres, el Liceo de Barcelona, el Teatro Colón de Buenos Aires…

Desde muy niña comenzó sus estudios musicales en el conservatorio de Barcelona, destacando por su enorme precocidad. De hecho debutó sobre un escenario con apenas quince años y a los dieciséis ya interpretó un papel principal en El caballero de la rosa en el Teatro Costanzi de Roma, un hecho ciertamente inédito en la historia.

A lo largo de su prestigiosa trayectoria Conchita Supervía interpretó óperas de algunos de los más afamados compositores: muy posiblemente por encima de todos, Rossini y su trilogía El barbero de Sevilla, La cenicienta y La italiana en Argel; pero también Bizet, Delibes, Grieg, Massenet, Mozart, Puccini, Saint-Saëns, Strauss…

Conchita Supervía fue además una excelente cantante de zarzuelas, una faceta en ocasiones no tan conocida. Sus interpretaciones en obras de Bretón, Chapí, Moreno-Torroba y Luna dan buena muestra de ello.

La gran artista falleció, como consecuencia de las complicaciones derivadas del parto de una niña que nació muerta, cuando se encontraba en la cima de su exitosa carrera. Es posible que esa temprana desaparición haya influido en cierto olvido de la trascendencia que ha tenido su figura para las siguientes generaciones de cantantes de ópera.

Sin embargo su legado artístico y técnico permanece a lo largo de las décadas. Además de unas excepcionales dotes vocales que le permitían gran velocidad en la coloratura y un extraordinario dominio de los matices tímbricos, Conchita Supervía fue capaz de rescatar el espíritu del belcantismo rossiniano frente a otros modelos artísticos de la época bastante menos exigentes. Voces como las de Teresa Berganza, Cecilia Bartoli o Marilyn Horne pueden dar fe de lo mucho que deben a la cantante española.

Eran otros tiempo en el panorama lírico y no contamos con grabaciones de óperas completas de Conchita Supervía sino únicamente algunas arias y determinadas escenas. Presentamos para todos los seguidores de Cincuentopía una de sus más conocidas: la famosa cavatina Una voce poco fa correspondiente al primer acto de El barbero de Sevilla. En ella la mezzosoprano muestra todo su dominio técnico incluyendo su perfecto fraseo. Esperemos que la disfrutéis tanto como lo hemos hecho nosotros.