DESTACADOSLEER
39
0

No confíes en Peter Pan, de John Verdon

No confíes en Peter Pan, de John Verdon

No confíes en Peter Pan de John VerdonNo confíes en Peter Pan es el cuarto libro de John Verdon y la cuarta entrega de la saga de aventuras de su héroe David Gurney, el antiguo policía que es incapaz de tomarse la vida con la tranquilidad del jubilado que es.

John Verdon (1942) desarrolló una brillante carrera en el sector publicitario estadounidense antes de convertirse en escritor. Su primera novela, Sé lo que estás pensando, no sólo supuso la creación de un personaje como David Gurney sino que se convirtió en un verdadero fenómeno editorial traducido a decenas de idiomas.

Sin duda animado por los resultados obtenidos, en apenas cuatro años ha presentado otras tantas obras con el mismo protagonista. En todas ellas el esquema es el mismo: un misterio enrevesado (acompañado de unos cuantos crímenes) al que nadie se atreve a meterle mano; un allegado, conocido o colega que le pide un favor a David Gurney; y ahí tenemos al antiguo policía investigando (y resolviendo) el caso no sin antes estar a punto de pasar al otro barrio a manos del villano de turno.

Es preciso reconocer que la fórmula ha sido un acierto. Las novelas de John Verdon han funcionado con la precisión de un reloj: mucha y compleja trama, poca profundidad de los personajes, acción trepidante y lectores en permanente estado de querer devorar más y más páginas de cada libro.

Pero en No confíes en Peter Pan la fórmula magistral planteada por Verdon comienza a mostrar señales de agotamiento (quizá porque el esquema no da mucho más de sí o tal vez porque el autor no se ha tomado el tiempo suficiente para dejar madurar el libro). Lo cierto es que los engranajes narrativos chirrían (incluso en ocasiones con cierto estrépito).

No confíes en Peter Pan cuenta la historia de un caso cerrado en su momento en falso (en realidad una formidable chapuza policial como se verá al cabo de las pocas páginas). De manera gradual comienzan a aparecer indicios, pistas y sospechosos que introducen nuevos motivos de inquietud y perplejidad ante la investigación desarrollada meses atrás.

El libro vuelve a introducir a personajes que ya habían aparecido en anteriores novelas de Verdon: Jack Hardwick, un antiguo colega de David Gurney, quien se encuentra en sus más bajos momentos tanto en el ámbito profesional como en el personal; Kyle, el siempre distante hijo del antiguo policía; y Madeleine, su cada vez más impaciente y escéptica esposa.

A los asiduos a las andanzas de David Gurney la novela les permitirá pasar un rato entretenido e incluso establecer algunas hipótesis por anticipado (no es descartable que alguno de ellos pueda incluso adivinar qué es lo que sucedió bastantes páginas antes de la conclusión del libro). A quienes todavía no hayan leído nada de John Verdon mi sugerencia sería que comenzaran con Sé lo que estás pensado y si les parece de interés continuaran con las otras dos novelas del autor antes de llegar a esta cuarta y última (por el momento) entrega.

Para los que estén interesados en conocer más sobre John Verdon les recomiendo su página web (eso sí, únicamente está en inglés). Hasta ahora la totalidad de sus libros han sido publicados en lengua castellana por Roca Editorial.

Y un último apunte. Sigo sin comprender por qué los títulos originales de las novelas de Verdon son traducidos de manera tan distinta al español. Aquí van los títulos en inglés con sus respectivas traducciones (y que cada cual juzgue): Sé lo que estás pensado (en el original Think of a number); No abras los ojos (Shut your eyes tight); Deja en paz al diablo (Let the devil sleep); y No confíes en Peter Pan (Peter Pan must die).

———————————————————————————–

John Verdon. No confíes en Peter Pan. Roca Editorial. Barcelona, 2013.

———————————————————————————–

Tags: DESTACADOS, LEER

Artículos similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar