Comparte

Desheredar a un hijo es, muy posiblemente, uno de los actos más dolorosos que ha de acometer un padre. Y sin embargo, en ocasiones es necesario hacerlo, por muy amargo que resulte.

La actual pandemia COVID-19 ha puesto de manifiesto unos cuantos casos de abandono de los padres por parte de los hijos (a veces en sus domicilios particulares, otras veces en residencias e incluso en otros lugares difícilmente confesables y entendibles, tal y como se ha señalado en los medios de comunicación) y ha abierto un debate social sobre cómo deben afrontar los primeros la evidente desatención de los segundos.

Desde luego desheredar a un hijo no es algo que se pueda hacer a la ligera. La legislación española resulta particularmente estricta al respecto para evitar abusos en el otro sentido (de los progenitores sobre los descendientes) pero del mismo modo marca algunos cauces que resultan claros siempre que se cuente con el conveniente asesoramiento legal.

Para abordar tal cuestión contamos con los abogados Juan Botella y Luis Fernando González. Ambos forman parte del Club de Profesionales, un grupo de expertos en diferentes materias que ofrecen soluciones disruptivas para un entorno cambiante, incluyendo asesoramiento legal y fiscal, club del gourmet o club social para mayores de 50 años.

Cómo y por qué poner en marcha el proceso para desheredar a determinadas personas. Estas cuestiones son respondidas en este podcast de «De sentido común», el programa que se emite en Radio Cincuentopía de forma semanal. “De sentido común” es un programa elaborado por el equipo de Viva Voz para Cincuentopía.

Cincuentopía

«Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce».