ARTISTEARDESTACADOS
90
0

Durero y Rafael dialogan en el Museo Albertina

Situado en el centro de Viena, el Museo Albertina alberga una de las mayores y mejores colecciones gráficas del mundo, incluyendo alrededor de 65.000 dibujos y un millón de grabados de algunos de los más reconocidos artistas, con Alberto Durero y Rafael Sanzio a la cabeza.

Fachada del Museo Albertina en Viena

El Museo Albertina fue fundado a mediados del siglo XVIII por el Duque Albert von Sachen-Teschen y alberga colecciones correspondientes a seis siglos de arte. Tras diferentes vicisitudes a lo largo de los siglos XIX y XX (incluyendo la caída del Imperio y su sustitución por la República y dos Guerras Mundiales), la institución inicia una nueva etapa en los comienzos del siglo XXI, con nuevas salas e infraestructuras que le aseguran un futuro prometedor.

Son muchos los artistas de primer nivel internacional cuya obra está alojada en el museo: Bacon, Bassano, Bruegel el Viejo, Canaletto, Cézanne, Degas, Delacroix, Dix, El Bosco, Chagall, Cranach El Viejo, Guercino, Holbein El Joven, Ingres, Kandinsky, Klee, Kirchner, Kokoschka, Léger, Leonardo, Macke, Manet, Matisse, Miguel Ángel, Miró, Monet, Munch, Nolde, Picasso, Pissarro, Polke, Pollock, Poussin, Rembrandt, Renoir, Rothko, Rubens, Schiele, Tintoretto, Van Dyck, Van Gogh, Veronesse, Watteau…

Y junto a todos estos colosos, también se encuentran el alemán Alberto Durero y el italiano Rafael Sanzio, quienes establecen un singular diálogo que discurre entre las paredes del Museo Albertina.

Alberto Durero (1471-1528) posiblemente sea el artista más famoso dentro del Renacimiento alemán. Asombra su capacidad para aunar acuarelas, dibujos y, sobre todo, grabados, con tratados teóricos de primer nivel que consolidaron su influencia a escala internacional. Además de constituir uno de los grandes iconos del Museo Albertina, su célebre acuarela Liebre es una especie de logotipo de la institución.

Por su parte Rafael Sanzio (1483-1520) ha sido uno de los pintores más apreciados y valorados de todos los tiempos por parte de la crítica. Su sutil e inimitable estilo, la capacidad de asumir influencias de la más variada índole y su disposición para ejercer el magisterio en su propio taller a una escala inimaginable hasta aquel momento, constituyen algunos de sus rasgos más remarcables.

Sanguina con desnudo dibujado por Rafael en poder de Alberto Durero (propiedad de Museo Albertina)

La relación entre Durero y Rafael fue más que considerable para lo que eran los cánones de la época. De Durero sabemos que tenía una particular consideración por su colega italiano y que seguía de cerca su trayectoria. Hasta tal punto es así que uno de los más célebres desnudos de Rafael (un estudio que luego fue utilizado para la célebre La Batalla de Ostia que se encuentra en el Museo Vaticano) es una sanguina exhibida en el Albertina que era propiedad del maestro alemán.

Y en cuanto a Rafael, reconoció de manera expresa el influjo de Durero sobre su obra. Se sabe que tenía un autorretrato en acuarela de Durero, de la que hoy se ignora su destino; y también se conoce la correspondencia, personal y artística que mantuvieron ambos maestros.

Una estancia en Viena y, más concretamente una visita al Museo Albertina, es la mejor manera para poder conocer con mayor intensidad acerca de esta singular historia de mutuo influjo y respecto profesional. Y, por supuesto, resulta también idónea para saber más sobre de una de las mayores colecciones de arte que se reúne en Europa.

Célebre acuarela de Liebre de Alberto Durero, icono del Albertina (propiedad del Museo Albertina)

Mientras tanto, ofrecemos a nuestros seguidores de Cincuentopía este vídeo correspondiente al canal de Marco Ianassi donde podemos admirar algunas de las grandes obras aquí expuestas.

Tags: ARTISTEAR, DESTACADOS

Artículos similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar