Cincuentopía dedica la entrada sobre el arte de la cata de vinos a la uva garnacha de Campo de Borja. Para aproximarnos a esta variedad contamos con el saber hacer del experto Jesús Bernad, cuyo canal en Vimeo, recomendamos encarecidamente.

La uva garnacha de Campo de Borja no es siempre bien conocida, como tampoco los vinos que se derivan de ella. Situada en Aragón, al oeste de Zaragoza, la zona de Campo de Borja es de reducidas dimensiones y en ella predomina la uva garnacha vieja (por encima de treinta y cinco años) con bajos rendimientos, cultivada en suelos arcillo ferrosos, enmarcado en un severo clima continental y azotados por el viento del cierzo que sopla hasta quince días seguidos.

Jesús Bernad centra su análisis en cuatro caldos de la uva garnacha de Campo de Borja. Se trata de Cayus Selección 2009 Cooperativa Santo Cristo, Aragonia Selección Especial 2008 Bodegas Aragonesas, Berola 2007 Bodegas Borsao y Alto Moncayo 2007 Bodega Alto Moncayo.

En el vídeo que se presenta a continuación se subrayan algunas de las características de esta clase de caldos: elevada concentración alcohólica, acidez equilibrada o intenso color cereza en muchos de los casos.

Garnachas de Campo de Borja from Jesús Bernad on Vimeo.

Como es habitual, en Cincuentopía hacemos énfasis en la necesidad de consumir el vino de manera moderada y responsable. También aconsejamos hacer la cata de los vinos de la uva garnacha de Campo de Borja utilizando copas de cristal de buena calidad  y en un lugar con buena ventilación, silencioso e iluminado.

Otras entradas referidas a la serie sobre el arte de la cata de vinos son las siguientes:
Crianza Rioja
Crianza Ribera del Duero
Vinos de Toro
Vinos rosados de Navarra 2011
Chardonnay españoles
Rioja Reserva
Rueda Verdejo
Uva syrah
Riesling de Mosela
Vinos blancos de Rías Baixas
Rioja Gran Reserva
Malbec de Mendoza de Argentina

Cincuentopía

«Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce».

Abrir chat
Powered by