DESTACADOSLEER
80
0

El secreto de la modelo extraviada Eduardo Mendoza

El secreto de la modelo extraviada Eduardo Mendoza

Con El secreto de la modelo extraviada Eduardo Mendoza devuelve a los lectores a uno de los iconos de la literatura española, su anónimo detective loco, y demuestra que continúa siendo uno de los mejores narradores en lengua castellana.

En buena medida a estas alturas de su carrera casi todo lo que había que decir de relevancia acerca de la figura de Eduardo Mendoza (1943) ya ha sido expresado. El autor, que entró por la puerta grande de la literatura en 1975 con La verdad sobre el caso Savolta, ha consolidado una muy interesante producción literaria (con alguna que otra obra fallida) en la que se alternan novelas ligeras y sesudas, ensayos, obras de teatro, relatos y abundantes artículos periodísticos.

El secreto de la modelo extraviada es el quinto libro en el que aparece su celebérrimo detective, asiduo a establecimientos psiquiátricos, que Eduardo Mendoza creó en 1979 con El misterio de la cripta embrujada. Este personaje sin nombre, una rara avis en la literatura universal, ha protagonizado también a lo largo de estas más de tres décadas y media El laberinto de las aceitunas, La aventura del tocador de señoras y El enredo de la bolsa y la vida, todas ellas publicadas en las distintas editoriales del Grupo Planeta y a cada cual más divertida.

Porque, en esencia, El secreto de la modelo extraviada es pura diversión y entretenimiento en el más puro y noble sentido de ambos términos. La clásica sorna de Eduardo Mendoza está presente desde la primera hasta la última página de la novela; su sutil ironía asoma por aquí y por allá causando ora la sonrisa ora la abierta carcajada del lector.

Pero que nadie se llame a engaño porque El secreto de la modelo extraviada no es únicamente puro divertimento. Eduardo Mendoza aprovecha el libro para poner en solfa todo tipo de instituciones (públicas y privadas) y a toda clase de individuos (ricos y pobres) y transforma la habitual dialéctica buenos/malos por la de incompetentes/muy incompetentes. En la Barcelona de bastante antes de los Juegos Olímpicos no funcionaba nada y en la muy posterior en el tiempo a tal evento internacional la cosa no ha mejorado en absoluto.

Los muy asiduos a la obra de Eduardo Mendoza podrán comprobar la aparición de algunos viejos personajes conocidos como Cándida, hermana del protagonista, o el siempre esquivo y desconcertante inspector Flores. Y junto a ellos un elenco variopinto y siempre en la frontera del frikismo (desde un travesti que alcanza el grado de coronel de la Guardia Civil hasta un conjunto de descerebrados plutócratas, pasando por prostitutas veteranas, policías corruptos y buscavidas de toda índole).

Parte de la producción literaria de Eduardo Mendoza ha sido adaptada al ámbito cinematográfico (con irregulares resultados, todo hay que decirlo) lo que sin duda le ha posibilitado incrementar sus niveles de popularidad. Entre estos filmes se encuentran La verdad sobre el caso Savolta, La cripta, La ciudad de los prodigios y El año del diluvio.

En definitiva, El secreto de la modelo extraviada permite reencontrarnos con el Eduardo Mendoza más divertido pero no por ello menos preciso en su prosa socarrona y con menor lucidez en su visión de la existencia. Risas inteligentes aseguradas. ¿Qué más podemos pedir?

————————————————————————————-

Eduardo Mendoza. El secreto de la modelo extraviada. Seix Barral.

————————————————————————————-

[author] [author_image timthumb=’on’]https://cincuentopia.com/wp-content/uploads/2014/02/david-parra.jpeg[/author_image] [author_info]

David Parra

Especialista en nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones aplicadas al ámbito del periodismo. Ha publicado alrededor de diez libros y más de treinta artículos en revistas científicas. Le gusta leer. [/author_info] [/author]

Tags: DESTACADOS, LEER

Artículos similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar