Comparte

Cuando aludimos a Martin Guerre nos estamos refiriendo a un singular caso de suplantación de personalidad ocurrido en Francia en el siglo XVI: un hombre de nombre Martin Guerre, casado con Bertrande de Rols, desapareció en 1548 del pueblo de Artigat, sin dejar ningún tipo de rastro, tras ser acusado de un robo.

Ocho años después de dicha desaparición se presentó en el lugar un individuo muy parecido en su tamaño, facciones y cicatrices externas que dijo responder a esa persona. Su esposa, que no había podido volver a casarse legalmente, lo acogió en el hogar; y también fue creído, con más o menos dudas, por buena parte de sus paisanos, incluyendo su hijo, sus cuatro hermanos y su tío político Pierre Guerre.

Durante tres años el nuevo Martin Guerre convivió con su familia e incluso tuvo dos hijas (una de las cuales falleció). Tras reclamar la herencia de su padre, muerto durante su ausencia, estableció un pleito contra su tío Pierre Guerre (casado con la madre de su esposa Bertrande). Éste se volvió suspicaz, quizá ante el temor de perder la herencia, y trató de convencer a Bertrande de que Martin era un fraude.

Tras distintas vicisitudes (incluyendo un intento de asesinato y un incendio premeditado) se descubrió que el falso Martin Guerre se llamaba en realidad Arnauld du Tilh, que con anterioridad vivía en un pueblo vecino y que tenía un asombroso parecido con el desaparecido.

Las crónicas cuentan que se produjo un proceso judicial durante el que reapareció el auténtico Martin Guerre, que en ese tiempo había estado sirviendo en el ejército y que, entre otras cosas, había perdido una pierna en la batalla de San Quintín. En el juicio algunos testigos aseguraron que el Martin Guerre de la pierna de madera era el impostor, otros que era el auténtico y la gran mayoría reconoció sus dudas al respecto.

Finalmente se determinó la culpabilidad del usurpador (ya determinada definitivamente su personalidad como Arnauld du Tilh y tras su pública confesión) y en septiembre de 1560 se le condenó a morir ahorcado ante la casa del verdadero Martin Guerre.

Todos estos hechos se encuentran recogidos en un informe elaborado por el magistrado Jean de Coras titulado Arrest memorable du parlement de Tolouse, contenant une histoire prodigieuse de nostre temps, cuyo contenido completo Cincuentopía pone a disposición de sus seguidores.

La singularidad de este caso ha dado para una abundante literatura: autores como Alejandro Dumas (padre), Rubén Darío, Janet Lewis o Frank Cossa han escrito sobre el tema, bien en forma de cuento corto, novela u obra de teatro.

En el ámbito cinematográfico, en 1982 Daniel Vigne dirigió Le Retour de Martin Guerre (protagonizado por Gérard Depardieu y Nathalie Bayees), film que puede verse en su totalidad a través de este enlace (en versión original francesa con subtítulos en inglés). Diez años después John Amiel realizó el remake estadounidense Sommersby (con Jodie Foster y Richard Gere), aunque ambientado en el siglo XIX durante la guerra de Secesión.

 

Cincuentopía

«Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce».