Comparte

Sin duda alguna la pandemia mundial COVID-19 ha hecho que descuidemos un tanto la sección En ruta por… Superamos el largo paréntesis y recomendamos una excursión por el bosque de Irati.

Ubicado en la zona más septentrional de Navarra y lindando con la frontera francesa, el bosque de Irati es el conjunto arbóreo de sus características más extenso de toda Europa con la excepción de la Selva Negra, extendiéndose por ambos lados de los Pirineos. Se trata de una zona en muchas partes casi semivirgen, dado que la explotación del bosque ha sido mucho menor que en otros lugares.

Hayas, abetos, robles, arces, majuelos, tejos, cipreses, pinos silvestres, abetos… salen a nuestro encuentra y nos ofrecen una vegetación tan bella como densa, tan variada como sugerente. La proliferación de ríos, arroyos y regatos, junto a la elevada pluviosidad (en algunas de sus zonas muy cerca de los 2.000 litros al año) proporciona un formidable verdor a todo el conjunto que relaja los ánimos y refresca los temperamentos incluso en los días de mayor calor durante el verano.

Qué placentera sensación la de observar con detenimiento el perfil orográfico del bosque de Irati, el contraste entre las colinas de pendientes suaves y los terroríficos cortados de origen calizo en la mayoría de los casos, el pico Orhi con un poco más de 2.000 metros en su cima y la presa de Irabia que hoy en día se aprovecha para la producción de electricidad.

El escaso impacto del ser humano posibilita la existencia de una fauna tan rica como variada. Quizá lo más espectacular para el visitante sean las aves de la más variada índole que sobrevuelan la zona, desde las pequeñas especies (entre las que se incluyen camachuelos, carboneros, herrerillos, mirlos, pájaros carpinteros, pinzones…) hasta las grandes rapaces (con buitres leonados y quebrantahuesos a la cabeza), pasando por las acuáticas.

Pero atención, también podemos llegar a descubrir, aunque sean bastante más esquivos, ciervos, jabalíes e incluso algún tejón. Y no por menor tamaño dejemos de señalar la presencia, guarecidos entre los lechos de hojarasca, de salamandras y tritones, o de las nutrias, las truchas o las madrillas que esconden las aguas de sus arroyuelos.

A los seguidores de Cincuentopía que se decidan a caminar por el bosque de Irati les recomendamos las respectivas páginas web del propio entorno, así como la de Turismo de Navarra. ¡Feliz destino para todos!

La serie En ruta por… de Cincuentopía está formada hasta el momento por las siguientes entradas: