Comparte

Ensayos, de Michel de MontaigneMichel de Montaigne conforma con sus Ensayos una de las grandes aportaciones culturales a la Humanidad a lo largo de toda la historia. Sé que la afirmación resulta un tanto rotunda pero es que el texto alumbrado por el autor francés es así de notable.

Michel de Montaigne (1533-1592) constituye una de las mentes más lúcidas de la literatura universal. Filósofo, magistrado, político, humanista y escritor está considerado como el creador del género literario conocido como ensayo o, al menos, el que lo esculpe tal y como ha llegado a nuestros días: una singular mezcla de erudición, poso personal y didactismo.

Aunque sus Ensayos tuvieron un considerable éxito desde el mismo momento de su publicación, fue preciso esperar hasta finales del siglo XIX para disponer de una traducción completa al español (eso sí, hubo numerosos intentos parciales que permitieron acceder a la obra a los pocos años de su primera edición) realizada por Constantino Román Salamero, a la que pronto siguió la de María Dolores Picazo. En estos últimos años encontramos las de Jordi Bayod en El Acantilado, Marie-José de Lemarchand en Gredos (el primero de los libros) y Pierre Jacomet en Ediciones El Olivo (libros uno y dos, éste a título póstumo), lo que da idea del renovado interés despertado por Montaigne.

En esta ocasión la versión de Ensayos es la presentada por Galaxia Gutenberg / Círculo de Lectores, en formato bilingüe (suerte adicional que tienen los lectores que dominen esta lengua) y referida a los tres libros en que el autor francés decidió subdividirla.

Esta versión cuenta con la edición de Javier Yagüe Bosch, quien ha realizado una labor formidable: no sólo es excelente su traducción (basada en el conocido como Ejemplar de Burdeos empleado por Fortunat Strowski, Pierre Villey y de manera más reciente por André Tournon y reforzada con la denominada Edición Póstuma publicada por Marie de Gournay y corregida por autores como Michel Simonin y Jean Céard) sino que también lo son la introducción al texto así como sus miles (y no estoy exagerando) de minuciosas notas que aclaran todas las posibles facetas del mismo.

A través de Yagüe nos adentramos en la prosa exquisita de Michel de Montaigne, en su particular universo epistemológico fuertemente influido por el humanismo cristiano, el estoicismo y el pirronismo, así como en su inequívoca capacidad para crear un verdadero orden de pensamiento superior.

A lo largo de las páginas de los Ensayos Michel de Montaigne nos va proporcionando una continuada lección de sabiduría. No hay tema que le resulte ajeno: algunos han sido transitados por muchos otros autores (aunque difícilmente con la profundidad del humanista francés), como la amistad, el miedo, la educación de los hijos, la vanidad o la experiencia; otros resultan bastante más novedosos, incluyendo el poder de la imaginación, la vestimenta, la crueldad, la holgazanería o el arte de la conversación; y, por último, nos encontramos ante materias tan inusuales como pueden ser los olores, el canibalismo, la embriaguez, el transporte del correo mediante postas… Y nos hemos limitado a seleccionar una mínima parte de los aspectos tratados.

También es destacable la asombrosa capacidad del autor para gestionar y armonizar registros de la más variada índole: el vitalismo más vigoroso coherente con el relativismo apartado de toda clase de fanatismo; la crítica de quimeras y fantasías compatible con un hondo sentido del humor; o el conservadurismo más pragmático que se contrapone con un desparpajo que en su momento le ocasionó no pocos problemas con la Inquisición.

Es posible que resulte un juicio apresurado, más sustentado en una visión idealista de la vida que en la concepción realista de la misma, pero da toda la impresión de que si Ensayos de Michel de Montaigne fuera el libro de cabecera de la Humanidad otro gallo nos cantaría y tendríamos un mundo mucho mejor.

Su lectura requiere esfuerzo, concentración, dedicación y tranquilidad de ánimo. No es en absoluto un texto que pueda “despacharse” de un tirón so pena del riesgo de contraer una formidable indigestión gnoseológica. Mi recomendación es leerlo a pequeñas dosis, paladeando cada una de sus frases, saboreando sus ideas, deleitándonos con su elegancia estilística y con sus casi inagotables referencias a autores clásicos griegos y romanos así como con las inevitables alusiones a determinados coetáneos.

Además no es preciso leer Ensayos conforme el orden de los capítulos. Allí donde se abra se encontrará materia para la cavilación y el disfrute. Como recomendación para los más precavidos sugeriría tres capítulos (uno por cada uno de los tres libros en que se estructura): libro I, capítulo XXVI (“De la educación de los hijos”; libro II capítulo XII (“Apología de Raimundo Sabunde”); y libro III capítulo V (“Sobre unos versos de Virgilio”).

Como no podía ser de otra manera el colofón de Ensayos es magistral. Michel de Montaigne cita el verso de Horacio, alusivo al dios Apolo (el hijo de Latona), contenido en sus Odas: “concédeme tú, hijo de Latona, / disfrutar de mis bienes con salud / y te lo ruego, con la mente entera; / que no sea humillante mi vejez / ni le falten las cítaras”.

Ante una obra de esta envergadura (estamos hablando de más de 2.400 páginas) es preciso agradecer a Galaxia Gutenberg / Círculo de Lectores el esfuerzo realizado. Se trata de un libro con el que la editorial jamás ganará dinero pero sí que nos hace ganar a todos nosotros como lectores un poco de sabiduría, de capacidad de reflexión y de sentido común.

————————————————————————————–

Michel de Montaigne. Ensayos. Galaxia Gutenberg / Círculo de Lectores.

————————————————————————————–

 

David Parra

Especialista en nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones aplicadas al ámbito del periodismo. Ha publicado alrededor de diez libros y más de treinta artículos en revistas científicas. Le gusta leer.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
Hola,
Quieres recibir las noticias de la semana de Cincuentopía y más a través de Whatsapp