Aunque tengamos treinta años de envidiable pasado laboral, con el concepto de marca personal en pleno auge necesitamos crear un perfil profesional interesante y darlo a conocer. Sin embargo los cincuentópicos no siempre sabemos cómo hacerlo. O cómo hacerlo bien.

Hace años me comentaba un director general entre sorprendido e indignado que una empresa que pretendía incorporarlo a sus filas le había pedido su CV. “ Llevo treinta años de vida profesional, soy director general desde hace más de diez, me han llamado ellos ¡y me piden un CV! Ni que fuera un recién licenciado.  Ni lo tengo ni me voy a molestar en hacerlo.”

Mucho han cambiado las cosas. Con el concepto de marca personal en pleno auge  hoy, aunque tengamos treinta años de envidiable pasado profesional, necesitamos  un CV listo para revista que nos ayude a lograr un perfil interesante , y además darlo a conocer. Sin embargo los cincuentópicos no siempre sabemos cómo hacerlo. O cómo hacerlo bien.

Nada mejor que LinkedIn

LinkedIn es la red de networking profesional con un gran potencial para darnos a conocer. Pero, igual que tenemos ante  nosotros un mercado potencial de millones de personas, también tenemos a millones de competidores , de modo que para destacar hay que saber moverse adecuadamente.

A LinkedIn no podemos llegar sin tener una estrategia. Hay que saber por qué y para qué vamos a estar ahí y una vez tengamos esto claro, hay que ser disciplinado y no abandonar nuestro perfil a su suerte.

Recomendaciones

Hay ciertos básicos que cumplir si queremos estar entre los influyentes, bien para buscar trabajo, bien para destacar como experto, en ambos casos, hemos de mostrar un perfil imbatible. Tu imagen debe ser profesional, seria, que transmita confianza. Esto no significa que sea aburrida, pero debes tener muy  claro que no es Facebook o Twitter. Y sobre todo debe ser coherente contigo y a lo que tu postulas.

Cuelga un titular que te destaque

El titular tiene que decir en muy pocas palabras qué es lo que haces. Como si fuera un telegrama. Es lo primero que ve alguien que visita tu perfil o consulta en los resultados de búsqueda. Debes incluir  tu keyword en esta parte porque este apartado pesa mucho en el algoritmo interno de resultados de búsqueda.

La foto del perfil

No subas un perfil a Linkedin sin adjuntar una foto tuya. Lo menos que se pide de alguien que quiere darse a conocer profesionalmente, es que de la cara. La foto debe ser seria y de calidad. Evita aparecer con mascotas o en la cubierta de un barco .¿LLevarías tu perro a una entrevista de trabajo? ¿ Irías con traje de fiesta y del brazo de tu pareja?perfil profesional

Perfil

Gran parte de tu perfil se basa , pero no sólo, en tu CV. Puedes subir tu CV o diseñar uno a propósito en el que únicamente aparezca la información que a ti te interesa mostrar. Empieza por tu puesto actual o el último que hayas ocupado. Si buscas trabajo pon palabras claves . Los buscadores las captan. Por ejemplo, si eres arquitecto, introduce el término el mayor número de veces posible, de manera estratégica pero sin saturar. Si eres asesor fiscal, utiliza los dos  términos y no sólo el primero. Si lo que pretendes es destacar como experto, puedes indicar los beneficios que generaste a tu empresa mientras ocupabas un determinado puesto.

En cuanto al extracto, este debe ser breve, claro y conciso.

Si además quieres transmitir una idea internacional añade los idiomas que domines o publica tu CV en dichos idiomas. Multiplicarás así tus posibilidades de expandirte. 

Contactos y recomendaciones

En LinkedIn cuantos más contactos tengas mejor. Pero cuidado cómo los consigues. Un buen perfil se logra no sólo con el CV, se logra también con nuestra forma de actuar. Por favor, manda a cada destinatario una solicitud personalizada y expón el motivo por el que te interesa su contacto, siempre aludiendo motivos profesionales, para amistad hay otras redes.

No olvides dar las gracias cuando te acepten, y a partir de ahí, de vez en cuando envía alguna noticia o información que creas puede ser útil, sobre todo a los que te sean más interesantes. Si no la tienes, un mensaje ofreciendo tu ayuda profesional de forma desinteresada, en un momento preciso, también es un buen recurso. No robes los contactos de tus contactos, eso es una pésima estrategia. Mejor pídele que te  los presenten, es la forma más correcta  de hacerlo. Céntrate en el sector o perfiles que te interesen de verdad  y no envíes solicitudes de manera indiscriminada, porque si sufres muchos rechazos la red te penaliza. Tampoco envíes tu CV cuando te acaban de aceptar como contacto. Debes dar tiempo a que te conozcan y tengan alguna referencia directa tuya a través de tus publicaciones o intervenciones en la red.

Intenta conseguir recomendaciones de clientes o jefes con peso específico  en el mundo profesional. Te da credibilidad y aumenta tu prestigio.

Cuida mucho el lenguaje porque la palabra es el traje que pones a lo que tu piensas y por favor, no cometas faltas de ortografía ni escribas mal alguna frase. A todos se nos cuela una p por una o pero en un perfil de LinkedIn  esto no puede pasar. Reléelo bien antes de cerrarlo.

Grupos

Participar en  grupos que estén relacionados con tu profesión, o tus intereses, es  una magnífica manera de darte a conocer, y de completar tu perfil. Cuando seas aceptado, lee primero las reglas del grupo y por favor cúmplelas. Esto casi nadie lo hace, así que te ayudará a destacar por encima de la mayoría.

Refuerza tu prestigio aportando valor a los debates con enfoques interesantes, con links propios o ajenos que den sentido y potencia al tema tratado. Se siempre respetuoso y más con  aquellas ideas  o puntos de vista que no compartas. Deja tu opinión pero sin ofender.  Este es uno de los aspectos que más dicen de ti y no sabes quién más puede leer tus comentarios, desde jefes de recursos humanos hasta presidentes de multinacionales.

Si el debate toma forma poco amable, analiza si te compensa seguir y si te  aporta algo positivo. En caso contrario mejor abandona sin hacer ruido. Si eres tu quién comienza un debate debes moderarlo y contestar cada comentario que se te ofrece. Tienes que estar pendiente de eso. Agradece siempre las intervenciones y no impongas  tu punto de vista . Si no estás dispuesto a actuar así ,mejor que no  lo empieces . No olvides que el secreto de todo está en ofrecer siempre tu mejor imagen. Algo que todos se merecen, pero más que nadie, tú.

Imagen destacada: www.eleconomista.es

2ª Imagen: Barak Obama . http://es.slideshare.net/mpicosempere/linkedin-para-la-empresa-turstica

Josefina Escudero. Mentora internacional, es experta en Negociación Internacional, Diplomacia Ejecutiva y Protocolo Multicultural y colabora en medios de comunicación y prensa especializada. Creadora del concepto diplomacia ejecutiva y estrategia relacional. Tras vivir y trabajar más de 18 años fuera de España, funda El Escudero Fiel y Josefina Escudero. Y junto con Paloma Carreño está a cargo de Punto y seguido. Ama la diplomacia porque le importan las personas.