Fray Diego Tadeo González, A una señora que se quejaba

Fray Diego Tadeo González

«Si un Caminante penara
de sed, y junto al camino,
por acaso peregrino,
una fuentecilla hallara,
y no siendo la mas clara
el agua, bebiera aquí,
aunque no lejos de allí
otra mejor agua hubiera,
¿extrañaras que bebiera?
Pues esto me pasa a mí.

Si un infeliz naufragara,
ya una tabla que encontrase
gustoso la mano echase,
y así la vida salvara;
hubiera quien lo extrañara,
ni juzgara frenesí
porque tal vez por allí
pasar un barco pudiera,
¿que al puerto le condujera?
Pues esto me pasa a mí.

Yo soy aquel Caminante
a quien la sed desalienta
y en amorosa tormenta
soy infeliz naufragante.
Ya os he dicho lo bastante
en comparaciones dos.
Hablad , Señora , por Dios,
que ese silencio me abrasa.
Esto es lo que a mí me pasa.
Decid lo que os pasa a vos».

Otros poemas de Fray Diego Tadeo González (1733-1794) publicados en Cincuentopía:

Cincuentopía

«Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce».