La Fundació Catalunya La Pedrera alberga una exposición dedicada al fotógrafo Gabriel Cualladó durante los días 8 de marzo al 30 de junio de 2019.

Con el título «Cualladó esencial» la muestra cuenta con ciento cuarenta obras que permiten realizar un recorrido por su trayectoria profesional y comprobar su dimensión poética.

Gabriel Cualladó (1925-2003) es uno de los nombres indiscutibles del movimiento de renovación de la fotografía española en la segunda mitad del siglo XX. Su obra destila una personalidad propia y destaca entre la de sus compañeros de generación por impregnar de humanismo la triste realidad de la posguerra y componer un universo inundado de lirismo.

De formación autodidacta, Gabriel Cualladó siempre se definió a sí mismo como fotógrafo aficionado y de hecho nunca se ganó la vida con la fotografía, que fue su gran pasión. No escogía temas trascendentes ni las personas a las que retrataba fueron célebres. Las escenas captadas por su cámara son sencillas, desprovistas de artificio.

La exposición de la Fundació Catalunya La Pedrera pone de relieve de qué manera Gabriel Cualladó centró su atención sobre lo más cercano: su familia, sus amigos y los territorios frecuentados en su día a día, en los que iba encontrando la poesía. Aunque a simple vista pueda parecer un fotógrafo poco preocupado por la técnica, la oscuridad que confiere a sus copias es un signo de su impronta, que se esforzaba en aplicar en el laboratorio para crear atmósferas que invitaran a la emoción.

Cincuentopía

«Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce».