El Museo Guggenheim de Bilbao dedica una exposición a Giorgio Morandi durante los días 12 de abril al 6 de octubre de 2019.

Con el título «Una mirada atrás: Giorgio Morandi y los maestros antiguos» la muestra investiga tres de los antecedentes de este creador, que proceden de tres países europeos distintos, centrándose en las referencias premodernas anteriores al siglo XIX: la pintura española del siglo XVII y la tradición del bodegón; los pintores boloñeses desde finales del siglo XVI hasta comienzos del XVIII; y las naturalezas y las escenas de género del artista francés del siglo XVIII Jean-Baptiste Siméon Chardin.

Giorgio Morandi (1890-1964) es uno de los pintores de naturalezas muertas más innovadores del siglo XX. El artista no resulta fácil de clasificar. Sus enigmáticas composiciones de botellas, floreros y cajas continúan seduciendo a los espectadores con su aparente sencillez y su impresión subjetiva de irrealidad.

Aunque Giorgio Morandi dejó Bolonia tan solo en escasas ocasiones, fue un verdadero viajero a través del tiempo. Perspicaz estudioso de historia del arte, tuvo en cuenta múltiples referentes para formarse como creador. La exposición del Museo Guggenheim de Bilbao examina un aspecto específico del trabajo del artista: el papel que desempeñó la pintura de los Maestros Antiguos en su propia producción.

A través del análisis de las naturalezas muertas que realizó desde la década de 1920 hasta la de 1960, la muestra examina las conexiones que pueden establecerse entre estas imágenes y las de los autores a quienes Giorgio Morandi admiró y estudió. Esta indagación revela mecanismos relacionados no tanto con la influencia o la apropiación, sino más bien afinidades electivas compartidas con estos artistas que le precedieron.

Cincuentopía

«Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce».