Comparte

El Museo de Bellas Artes de Bilbao presenta una exposición dedicada al pintor Giuseppe Arcimboldo durante los días 8 de noviembre de 2017 al 5 de febrero de 2018.

Bajo el título «Arcimboldo. Las Floras y la Primavera», la muestra reúne por vez primera las obras de este pintor conservadas en colecciones españolas, junto con otras pinturas y documentación que ayudan a su contextualización. En total son 14 las obras que completarán la muestra, cuyo núcleo principal lo componen los óleos sobre tabla Flora y Flora meretrix, pertenecientes a una colección particular y nunca antes mostradas hasta su publicación en 2014 por Miguel Falomir, director del Museo del Prado y autor del texto principal del catálogo.

Giuseppe Arcimboldo (1526-1593) fue uno de los grandes artistas italianos del siglo XVI. A lo largo de su trayectoria produjo dibujos de cartones para vidrieras, frescos, retratos al óleo, acuarelas, dibujos de trajes…

Pintadas con enorme pericia técnica a base de flores, pequeños animales y otros elementos naturales que se relacionan simbólicamente con el asunto representado, los cuadros de Giuseppe Arcimboldo que pueden verse en el Museo de Bellas Artes de Bilbao fueron realizados por el pintor milanés al servicio de los Habsburgo. Junto a estas obras se exhiben los retratos de los principales comitentes del pintor.

Por último, junto a este núcleo principal se incluyen diversos tratados contemporáneos sobre iconografía artística y botánica, que permite ilustrar el experto conocimiento cientifico de Giuseppe Arcimboldo así como los primeros comentarios que sucitaron las celebres invenciones del artista como es el caso del pintor y escritor Gian Paolo Lomazzo en su «Idea del tempio della pittura» (1590) .

Finalmente, y como colofón de la exposición, se han seleccionado cinco obras de la colección propia del Museo de Bellas Artes de Bilbao con temas florales como son: Virgen con el Niño, ángeles y familia de donantes, Berthomeu Baró; La Sagrada Familia, Jan Gossart, llamado «Mabuse»; Florero con tulipanes, de Andries Daniels y Frans Francken el Joven; Canastilla de flores, de Juan de Arellano; y Guirnalda de flores, de Abraham Mignon.

Cincuentopía

«Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce».